Vivir con miedo a vivir sin miedos: ¿Se puede lograr?

El miedo dicen que es libre, y es una situación que a muchos nos empeora aún más nuestro miedo. Porque pensamos que tiene la llave para entrar y salir por la puerta cuando quiera.

Es verdad, de vivir con miedo a vivir sin miedos hay un camino muy largo, pero es un camino que se puede conquistar. Un camino que se puede conquistar a base de aprender cómo es la vida, y cómo somos nosotros.

Así como las propias cosas que nos gustan y no nos gustan de la vida. Las cosas que no nos gustan, las repelemos, e intentamos evitarlas a toda costa. Pero ¿qué ocurre cuando algo no nos gusta y tenemos que hacerlo de igual manera?

Sin duda es la situación que nadie quiere, y nadie la quiere por una sencilla razón, porque nos da miedo. El ser humano se mueve entre los polos del miedo y del amor.

Pasar de vivir con miedo a vivir sin miedos

Pasar de vivir con miedo a vivir sin miedos

El amor es aquella cosa que nos provoca pasión, pero no hablamos de pasión sexual, al menos no sólo, sino que hablamos de pasión por el gusto de hacer o pensar las cosas.

Por otra parte, el miedo es todo lo contrario, ¿has visto alguna vez una cucaracha en tu habitación? Eso es el miedo. Dormir con la cucaracha dentro. Claro, esto mismo no sólo nos provoca miedo, si no asco, que es una variante del miedo.

¿Pero qué podemos hacer para evitar el miedo? Lo primero de todo es que cuando algo nos da miedo, sería positivo si lo intentamos hacer. Sabemos que esto suena contradictorio, pero es así. Si algo nos da miedo: hacerlo.

De esta manera, afrontamos el miedo cara a cara sin poner ningún intermediario, y nos damos cuenta que aquello que nos daba miedo no es tan digno de nuestro miedo. La mejor cosa también que podemos hacer, es intentar compartir y poner fuera de nosotros nuestros miedos, verbalizándolos.

Quitarle peso al miedo

Quitarle peso al miedo

Eso significa que si los expresamos ya sea a nuestros amigos, familiares o seres queridos, al hablar de ellos ya vamos a quitarles un poco de la carga de miedo que tienen.

Está es como decimos una forma muy positiva de vencer el miedo. El miedo es libre y por eso mismo se puede ir igual que vino. Porque de la misma manera que viene se va. Es así como pasamos de vivir con miedo a vivir sin miedos.

Vivir sin miedo es la vida auténtica, porque cuando vivimos con miedo vivimos a medio gas. Claro, que esto no siempre es fácil, por eso en nuestro blog Autoayudando, siempre puedes acceder a lo mejor que nos da la autoayuda y la psicología, para hacer este trabajo personal tú mismo, sin necesidad de un psicólogo.

Porque la vida nadie te la enseña a vivir, la tenemos que aprender cada uno, y si bien los filósofos y psicólogos pueden darnos grandes directrices de cómo vivir, no siempre tenemos dinero para ello.

la emoción de quitar el miedo de nuestras vidas

la emoción de quitar el miedo de nuestras vidas

De lo que se trata en definitiva es de que vivamos la vida, de que nos formemos, haciendo cosas, sin miedo a soñar. Que nos sintamos a gusto, obteniendo las respuestas que necesitamos para quitar toda la emoción de miedo a nuestra vida.

Es mejor vivir sin miedo. Y aunque toda la cultura popular nos hable de lo importante que es vivir sin miedo, hasta que no lo experimentes tú mismo, nunca nos daremos cuenta.

El miedo es ansiedad, y la ansiedad normalmente no es buena. Por lo tanto hay que atreverse a comenzar de nuevo cada día nuestra vida, eliminando los miedos, dejándolos ir, pero sin quitarle importancia que tiene el vivir felices sin ansiedad, puesto que no nos lleva a nada.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.