Test de inteligencia: Desarrolla todas tus habilidades

Todos conocemos los tests de inteligencia, o tests estandarizados para medir el cociente intelectual. Un gran error que suele cometer mucha gente es confundir el cociente intelectual con el coeficiente intelectual, y no es lo mismo.

No vamos a entrar aquí en la explicación porque queremos centrarnos en que miden exactamente los test de inteligencia. Para partir de la base de esto, de qué es la inteligencia hemos de decir que la inteligencia se puede medir de diferentes formas.

Es así, ya que existen diversas teorías que compiten entre sí para hacerse con el reinado de cuál de ellas tiene más impacto sobre la ciencia de hoy día.

Test de inteligencia

Test de inteligencia

Por ejemplo, existe la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, en la que se dice que todos tenemos diversos tipos de inteligencia, y que no hay una única forma de inteligencia sino varias, que se pueden asociar a diversos tipos de talentos o actividades para estos talentos.

Otra cosa es que hay formas de medir posiblemente esta inteligencia, o test que miden la inteligencia como si fuera un único nivel, como si fuera una única unidad que se puede medir con el cociente intelectual a través del tests de inteligencia propiamente dichos.

Por ejemplo, se dice que una persona que da en un test por encima de 125 o 130 puntos de cociente intelectual es altamente capacitado o superdotado. Esto puede ser uno de los ejemplos que valen para hablar de los test de inteligencia.

Pero, en cualquier caso y, en realidad, ¿qué miden los test de inteligencia? Según algunas fuentes inteligencia es eso, no más que una puntuación que no deja de ser eso mismo, una puntuación como venimos anticipando.

Cómo funciona la inteligencia

Cómo funciona la inteligencia

Es imposible desde mi punto de vista hablar de una inteligencia de tal modo, que se pueda, como si fuera la piedra filosofal con un solo número definir todo el potencial de una persona. Sencillamente el autor de este artículo no cree en ello.

Pero si es cierto que puede dar una orientación sobre determinadas capacidades analíticas o comparativas, intuitivas incluso sobre cómo proceder en cuanto a algunos aspectos de la lógica.

En eso sí que puedo creer, pero en ningún caso, por ejemplo, detestaría a un niño en una escuela porque tenga una inteligencia supuestamente baja, ni tampoco necesariamente se debe poner en un pedestal a alguien con una inteligencia alta en test inteligencia, porque por supuesto que hay cosas más valiosas que la inteligencia como la motivación y el esfuerzo conseguidos por uno mismo.

Por eso hay que tomar esto con pinzas, como se suele decir. Para no crear dioses innecesarios y no poner la inteligencia en un pedestal cuando ni siquiera sabemos si podemos medirla con exactitud y precisión.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.