Terapia humanista: Conoce más sobre ella

La psicología es una ciencia más o menos nueva, respecto a otras ciencias más antiguas, lleva menos tiempo en lo que un día se vino a llamar el teatro del mundo. Es cierto, que la psicología no es ningún teatro sino que es una ciencia muy útil, y que orientada especialmente a la práctica puede dar lugar a beneficiosos resultados.

En este caso hablamos de un tipo de terapia, de la que tal vez nunca hayas oído hablar antes. Hablamos de la terapia humanista, un tipo de terapia que incluso se puede calificar de psicoterapia existencial, en la que trata de implicar todas las capacidades del ser humano haciéndolo de este modo un tipo terapia muy integrativa.

La terapia humanista se podría encajar dentro de la psicología humanista, que es también llamada tercera fuerza. Se caracteriza esta tercera fuerza no por tratar de forma exclusiva algunos aspectos del ser humano, sino por centrarse en la persona junto a otro tipo de terapias que también ofrecen esto,

Qué es la terapia humanística

Qué es la terapia humanística

En efecto, la terapia humanista en lo que consiste principalmente es en centrarse en los procesos de tipo emocional de cada persona. Se trata de integrar el afecto, algo que es muy básico y que todos necesitamos como ya hemos dicho en otros artículos, en la vida de la persona y el hecho de cómo se desenvuelve en el mundo y consigo mismo en su interior.

Y volviendo a lo que hemos mencionado de la tercera fuerza, que es una característica por la cual se define la psicología humanista. Se trata no simplemente de tratar enfermos y de aliviar el dolor, sino también de ayudar a desarrollar el potencial humano.

Por lo tanto, parece que se cae toda vista de que la gente considere la psicología como una ciencia exclusivamente para sanar enfermos, puesto que aunque no tiene nada de malo estar enfermo, por otra parte la realidad nos dice que el ser humano no es sólo patologías sino también potencial de mejora y de crecimiento.

Quiénes pueden aplicar la terapia humanística

Quiénes pueden aplicar la terapia humanística

Existen diversas asociaciones incluso para la terapia humanista, como los centros de psicología humanista y asociaciones de terapias humanistas, entre otros.

Por otra parte esta misma terapia humanista se puede enfocar también desde el punto de vista de la persona, o para usarla para la terapia familiar. De hecho muchos la llaman también terapia de familia y de pareja, y existe también la terapia humanista sistémica.

En realidad este tipo de terapia como decimos se basa en eso. En centrarse en la persona y en sus procesos emocionales, ya que como dicen muchos, incluido algunas personas famosas en el mundo de la enseñanza espiritual, como el Dalai Lama, podemos vivir sin muchas cosas, pero nadie puede vivir sin afecto.

Cómo aprender la terapia humanística

Cómo aprender la terapia humanística

Este enfoque humanista lo que hace es que marca una diferencia respecto a otras terapias más mecanicistas.

Si quieres saber más sobre cuál es la rama más famosa de la psicología humanista, o de la propia psicoterapia humanista puedes acudir a los libros de Carl Rogers, ya que es de las personas que más se ha preocupado por este tipo de tratamientos.

Además la psicoterapia de Carl Rogers se enmarca dentro de la tercera fuerza como hemos dicho antes, que intenta cambiar la conducta de la persona a través de la comprensión de sus esfuerzos emocionales.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.