Terapia Gestalt: Conoce de qué se trata

Es una terapia muy interesante, la terapia Gestalt, que fue desarrollada alrededor de 1940. Se trata de una terapia psicológica, humanística y muy experimental, que vino y fue desarrollada a raíz del psicoanálisis, ofreciéndonos una alternativa ante la famosa terapia del psiquiatra archifamoso Sigmund Freud.

Tanto los terapeutas de la escuela de la Gestalt como sus clientes utilizan técnicas experimentales y creativas para mejorar el conocimiento de uno mismo, y su autodeterminación.

La propia palabra Gestalt viene de un vocablo alemán conocido como “forma” en español, lo que deriva de lo que es el carácter o la propia naturaleza o esencia de algo.

Características de la terapia Gestalt

Características de la terapia Gestalt

Una interesante característica de la terapia Gestalt es centrarnos en el aquí y en el ahora. Vamos a explicar aún así algunos de sus otros fundamentos puesto que pueden ser importantes a la hora de conocer la terapia Gestalt.

Esta teoría o terapia tiene un enfoque muy holístico, en la que las personas según esta óptica están muy influenciadas por el entorno en el que crecen, y en el que están.

Según esta teoría Gestalt las personas luchan por estar en equilibrio y a la vez en constante crecimiento dentro de las condiciones que les ofrece su ámbito exterior o su entorno.

Cómo funciona la terapia Gestalt

Cómo funciona la terapia Gestalt

En esta terapia se trata en cierto modo de emplear la empatía con las personas con las que trabajamos, así como aceptar incondicionalmente a nuestro cliente para que se sienta más libre y pueda concluir con éxito el programa terapéutico.

Imaginad que vamos a una terapia y la persona que nos trata no nos acaba de aceptar. Eso sería un problema grande porque entonces se podría decir que aunque no sea culpa del otro, estamos en malas manos.

Además en esta terapia Gestalt se reconoce el entorno y el contexto en el que vivimos como una parte esencial de nosotros mismos. Es como el “yo y mis circunstancias”, no son separables la una de la otra ya que nuestra personalidad sin lo que nos rodea no se puede comprender de forma completa.

Además en Gestalt se sabe que las personas cuando tratan de forzar un cambio en sus entornos o en sus vidas, lo cual forma parte de lo mismo, pueden sentir más ansiedad y sentirse descompuestos o más desestructurados que si, en su lugar, intentan aceptar las cosas como son.

Cómo trabaja esta terapia

Cómo trabaja esta terapia

Por eso se trabaja mucho la confianza en uno mismo, así como el intentar tratar de convertir nuestros sentimientos de ansiedad en aprendizaje de nosotros mismos.

Como decimos la Gestalt se centra en el aquí y en el ahora, puesto que es donde podemos empezar a hacer las cosas y los cambios que queremos realizar.

Por eso es importante encontrar un terapeuta Gestalt positivo, que nos ayude a comprender las limitaciones del entorno que no nos satisface ni nos gustan, y que nos traten de forma empática aceptándolos en todo momento, dentro de los límites de lo que lo saludable ofrece y promete.

Si quieres probar la terapia Gestalt puedes hablar con algún psicólogo especializado en ella, el cual en una primera sesión te diga cómo puede trabajar en concreto contigo, puesto que cada persona depende de sus circunstancias. Así, elaborar una hoja de ruta o un plan para llevarte a un paso más en tu vida en cuanto a felicidad, bienestar y salud.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.