Ser vago: Una fuerza interior que nos obliga a procrastinar

Hay tareas de las que depende profundamente nuestro crecimiento personal. Tareas que son aburridas, mecánicas, que no necesitan ninguna creatividad, y que son a veces incluso molestas. Tareas que nadie quiere hacer pero que, sin embargo, todos necesitamos que sean hechas. Porque de algún modo tenemos que hacer cosas para mantenernos limpios, con vida, fuertes y sanos: felices

De tal modo que a veces tratamos de que otras personas las hagan por nosotros, porque no encontramos ninguna fuerza interior para hacerlas cuando nos sentimos vagos pero es eso de lo que quiero hablar, de la necesidad que tenemos de evitar ser vagos ya que esto último no nos conduce a ninguna parte.

A ninguna. La vía más rápida para llegar al destino de la pobreza es el camino de la vaguería o de ser vago. Mientras que el mejor camino para hacer algo productivo es el de la industriosidad, el del trabajar y trabajar y trabajar aunque no haga falta tanto trabajo pero, a la vez, que se haga por hábito y por costumbre. Como actividad y como forma de sentirnos bien por dentro de nosotros, en nuestra conciencia y mentalidad.

Nadie quiere ser el pobre del lugar, y nadie quiere ser el que trabaje para no ganar nada a cambio. Hay que encontrar nuestro propio término medio con el que nos sintamos bien. Porque por un lado si trabajamos sin recibir nada a cambio eso tiene un hombre que es más allá de la esclavitud.

Ser vago

Ser vago

Pero si nos sentimos remunerados el trabajo y si éste nos gusta incluso puede convertirse en una pasión muy importante, un lugar muy importante que ocupa en nuestra vida. De modo que seamos listos y trabajemos, hagamos lo que nadie quiere hacer por el bien nuestro, y el de nuestro carácter para que formemos un carácter que sea bueno para todo tipo de circunstancias.

Así nos distinguiremos de toda la gente que no quiere hacer las cosas que nosotros y estamos dispuestos a hacer, y recuerda que es la comodidad la buscan todos pero el esfuerzo no, de tal modo que los premios que se guardan a la gente que sí se esfuerza están reservados a gente como nosotros, y no a las personas que no están dispuestas a hacer lo que nosotros hacemos.

Esta vez queremos dar buenas pautas de vida, tarea para la que estamos destinados y a través de la cuál podamos lograr que nos lleven a hacer algo para vivamos bien. Vivamos aisladamente de la pobreza espiritual, de la pobreza mental que a ninguna parte lleva.

Vivamos aisladamente

Vivamos aisladamente

Pero vivir aisladamente de la pobreza no significa vivir al margen de la sociedad, ni de la gente pobre. Aislarse de la pobreza lo entiendo yo como aislarse de todo lo malo que crea el hombre y lo hace peor de lo que ya es. Aislarse de la pobreza supone eliminar lo malo que hay nosotros, es decir que, en lugar de mezclarnos con lo malo que hay dentro de nosotros irnos de ahí y pensar bien.

Porque hay muchas cosas malas en nosotros, y mientras lo malo dicen que se contagia lo bueno apenas pasa que se contagia de unas personas a otras. Por lo que entonces tenemos que aprender a valorar lo bueno que tenemos nosotros y cultivarlo, para que no se extienda lo malo y sí se extienda lo bueno.

De algunas personas también, también tendremos que aislarnos si vemos que son malas influencias para nosotros. ¿Porque de qué sirve cultivar las virtudes personales que tenemos dentro de nosotros y luego estropearlo por ir con gente que saca de nosotros lo peor? Pienso que no hay nada raro en lo que digo, no hay nada nuevo de lo que nos diría mucha gente amiga nuestra.

Y es así como tiene que ser porque alguien tiene que daros buenos consejos y no sólo obtener malos y malas influencias que vemos en la televisión, en la música o en las canciones de algunos grupos. No quiero ser extremadamente conservador pero es así, a veces tenemos malas influencias y tenemos que huir de ellas, aislados de la pobreza.

Procrastinar

Procrastinar

Porque de ese modo y sólo de ese modo estaremos preparados para el camino que tenemos que andar para convertirnos en la mejor persona, en la cual estamos llamados a convertirnos algún día. Así es como, pienso sobre aislarse de la pobreza, y creo que todos debemos hacerlo sin excepción ni excusa.

Pero eso no significa que, como he dicho, lo vuelvo a recalcar eso no significa estar solos, aislados de la compañía de la gente, sino sólo de la gente que saca lo peor de ti. También hay gente mucha y buena que lucha por ser mejor, tal y como haces tú y como hago yo, por cultivar las virtudes que nos hacen buenos y fuertes.

Es a esa gente a la que tenemos que tomar como modelo y no a la gente que está corrupta, y que sólo quiere corromper a los demás. Por lo tanto vayamos con el propósito y la idea de que hacemos las cosas bien y no mal, y disfrutemos los premios que nos da cuando hagamos algo en concreto bien.

Celebremos el éxito y nuestras virtudes que, sin duda, nos traen prosperidad y a los pueblos también, en los países en los que vivimos y todo el mundo que hay fuera de ésta manera estaría mejor. Moral y política estarían unidas y no sólo corrupción y política como pasa a veces.

Esto último era sólo un ejemplo de cómo también en las sociedades se puede aislar uno de la pobreza yde otros países que están corruptos, y como a su vez debemos cultivar las virtudes, también, tanto como nación y como Estado y como pueblo.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.