Ser feliz: Aprende cómo lograrlo

Ser feliz. Creemos que todo tiene que ser fácil o, en otras palabras, como queremos. Y no alcanzamos a comprender que estamos llenos de riesgos por todas partes allá dónde vamos. Si camino por la calle me puede caer una maceta en la cabeza si se dan las condiciones necesarias para ello, condiciones que muchas veces son incalculables e impredecibles porque dependen de factores que escapan a nuestro alcance.

Si viajamos en barco nuestro barco puede sufrir un retraso y hacernos perder un avión en el lugar donde teníamos que cogerlo. Y si tenemos pareja ésta se puede enfadar con nosotros y, aunque yo no lo apoye, abandonarnos. Aunque no hayamos hecho nada extremo duramente mal.

Por eso no se puede pensar desde mi punto de vista, y es lo que vengo a argumentar en este artículo, que la vida tenga que estar exenta de peligros, problemas y riesgos. Aunque una cosa es cierta que es que la culpa por las cosas que nos pasan no sirve de nada, y es una molestia de las cuales las religiones tratan de sacarnos.

Lo demás sí que es verdad, vivimos con muchos riesgos como acabo de comentar y como creo que acabo de dejar demostrado, a través de ejemplos sencillos que todos tenemos la capacidad de ver que son realidad. Al menos de forma potencial o virtual.

Ser feliz Aprende cómo hacerlo

Cómo lograr ser feliz

Pero es que además nadie en su sano juicio me puede argumentar que no tengan que existir peligros en la vida, por muy indeseables que sean. El riesgo mismo hace que la vida sea más interesante, eso es verdad. Pero por otra parte es que sin bien no hay mal y si mal no hay bien

No valoro una cosa que llamamos salud si no existe la enfermedad, y todos tenemos el riesgo potencial de caer enfermos. Que sería mejor que no existiera la enfermedad es cierto, pero entonces la vida sería como un largo sueño del que no seríamos conscientes, porque como digo sin mal no hay bien.

Y si todo es lo mismo no tendríamos ni sentidos, porque no diferenciaríamos lo bueno de lo malo porque no existiría, sencillamente. Y así tampoco se vive. Esta vida es en muchos modos un camino de santidad, con el que intentar llegar lejos siendo buenas personas y haciéndolo adecuado a cada momento para nuestra felicidad.

Felicidad que como ya he dicho en alguna ocasión no se puede obtener sin una actitud y unos motivos elaborados, correctos y depurados. Sino siempre estaremos al quedar arrastrando patologías psicológicas que no nos permitirán ser felices.

Los riesgos en búsqueda de la felicidad

Los riesgos en búsqueda de la felicidad

Vengo a decirlo, existe el riesgo y el riesgo es correcto. Lo malo es quedarse bloqueado porque nos guste o no el riesgo va a existir, tanto si andamos como si no caminamos. Tanto si aceptamos la apuesta que nos da la vida como si decidimos optar por el inmovilismo y no hacer nada por miedo.

Ese riesgo siempre va a estar ahí e incluso se te puede parar el corazón de estar tan quieto y no hacer nunca deporte. Deporte que a la vez puede traer lesiones y también otro paro al corazón, pero existe una diferencia cualitativa entre hacer deporte y estar sin hacer nada.

El disfrute de la experiencia, porque el riesgo como acabo de elaborar, creo que está garantizado hagamos lo que hagamos. Pero también es cierto, y creo que he dejado claro que estar quieto es lo peor que podemos hacer.

Por otra parte, cuando las cosas salen bien nos sentimos contentos sólo por el mero hecho de que también podrían haber salido muy mal. Y a veces, es cierto, salen mal y nos sentimos muy débiles por dentro, incluso jadeando de culpa y de dolor. Pero eso no hace que tengamos que evitar los posibles lamentos sólo con el objeto de intentar ser felices.

Intentar como camino a ser feliz

Intentar como camino a ser feliz

Por eso lo mejor que puede pasar con este riesgo es que aunque nos equivoquemos muchas veces nos levantemos otras tantas e incluso más, y lleguemos a conseguir en gran medida lo que queríamos para nuestra vida.

Aunque como digo no seamos dueños completamente de todo lo que nos puede suceder. Y sabiendo que dentro de lo bueno hay algo malo, y dentro de lo malo hay algo bueno y eso no se puede evitar.

En otras palabras, no cabe esperar el cielo en la tierra aunque se puede ser bastante feliz. Si nos organizamos la vida de manera adecuada y sobre todo nuestro pensamiento y forma de estructurar y dominar a nuestra propia conciencia.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.