Rabia: Conoce más sobre esta emoción

La rabia es una de las emociones en el ser humano que juega un papel fundamental. Las emociones son prácticamente lo mismo que aquellas cosas que nos hacen sentir de una manera determinada u otra.

Todos tenemos emociones, pero en gran medida lo que determina nuestra calidad de vida es qué tipo de emociones tenemos en nuestro interior.

Esto es una cosa de la que se ocupa en gran medida la ciencia de la Psicología. En este caso os queremos hablar de una emoción que es la rabia.

La rabia, cuyo sinónimo podría ser el enfado, el enojo como se dice en Latinoamérica, o el hecho de estar irascible. La irascibilidad lleva a la furia si no se encauza de una manera correcta.

Qué es la rabia

Qué es la rabia

La rabia es un enfado que normalmente no sabemos cómo transmitir de forma positiva, y acabamos teniendo esta emoción que en gran medida es destructiva, aunque dentro de cada parte buena haya algo malo, y dentro de cada parte mala haya algo bueno.

¿Pero qué situaciones son las que nos hacen sentir rabia? Las situaciones que nos hacen sentir enojo o furia son aquellas en las que consideramos que la vida o alguien está siendo injusto con nosotros mismos.

Algo que para nosotros clama al cielo por venganza, y que no podemos sino enfadarnos por la situación injusta a la que se nos somete sin quererlo.

Por supuesto, con esto no queremos justificar ni decir que la rabia o toda forma de ira o enojo sea buena. El hecho de que sea una cosa normal en el ser humano no la convierte por ello en imprescindible, ni en deseable ni en buena en general.

Cómo manejar la rabia

Cómo manejar la rabia

Es más, diría que muchas veces es una cosa que hay que tratar de evitar y encauzar de otra manera. Tampoco se trata de contenerse la rabia ni reprimirse, puesto que muchos piensan que esto da lugar a enfermedades.

Se trata más bien de, por así decirlo, «enfadarse bien». Enfadarse bien podría ser el cauce que la psicología práctica da a esta emoción, y a través de la cual lo que hacemos es encauzar como decimos bien esta emoción.

De ese modo en lugar de destruir construidos, y sumamos algo a nuestras vidas y a la de los demás.

Porque ¿cuántas veces no nos habrá pasado que nos enfadamos, tiramos algo a la basura, rompemos algo o nos enfadamos con alguien, y al final nos damos cuenta cuando se nos ha ido el enfado o la rabia, que sólo hemos destruido para nada?

Efectos colaterales de la rabia

Efectos colaterales de la rabia

Destruido para nada porque luego se queda todo devastado psicológicamente hablando. Por ello no hay que reprimirse pero tampoco hay que explotar.

E incluso, se podría decir que estas dos áreas del enfado, la represión y la explosión, son las dos caras de la misma moneda que es la de lo que no hay que hacer.

Porque con la rabia ni hay que reprimirse ni hay que explotar, ya que son dos polos o extremos que por ser extremos precisamente se tocan. Lo único que hay que hacer es ser asertivo.

Cómo responder sin usar la rabia

Cómo responder sin usar la rabia

Es decir, no ser como un león que va con su furia a atacar al resto de las especies, ni ser como un gato indefenso pequeño, al cual todos los leones se comen.

Se trata de ser un término medio, digamos una persona que sepa decir lo que piensa, expresarlo con ecuanimidad por muy difícil que sea a veces, y sobre todo, si algo le ha enfadado mucho esperar.

Esperar por lo menos unas horas o un día o incluso dos a calmarse, y ya desde la tranquilidad y desde el haber mascado la rabia, uno mismo, expresar a las otras personas nuestra incomodidad de forma tranquila.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.