Psicología positiva: Una rama de la psicología moderna

La psicología es una ciencia relativamente moderna, la cual se ha centrado siempre en los desórdenes y patologías que rigen la conducta y la vida psicológica o cognitiva del ser humano.

Es así que desde siempre y tradicionalmente la psicología ha tratado de estudiar cuáles son los fenómenos psíquicos que hacen que las personas se comportan peor de lo que deberían, o que se sientan peor con ellos mismos de lo que en realidad podrían sentirse.

Muchas personas sufren trastornos, de eso no cabe ninguna duda, y a menudo buscamos explicaciones que hasta ahora a todos nos han dado la religión y otras ciencias más menos filosóficas.

Pero la psicología trata de ser algo científico. Trata de estudiar las cosas como son y no como creemos que son. Si una persona no tiene creencias religiosas lo normal es que vaya a acudir a la psicología a estudiar qué campos y qué cosas puede ofrecerle esta rama científica, para su bienestar.

Cómo nace la psicología positiva

Cómo nace la psicología positiva

Y aquí irrumpe, desde los años 1990 la psicología positiva. La psicología positiva es una rama dentro de la psicología que trata de buscar lo mejor del ser humano. Es decir, trata de encontrar qué es aquello que no va mal en el ser humano, sino aquello que va bien para maximizarlo y hacerlo más grande de lo que es.

La psicología positiva dice que es aquello a lo que prestamos atención lo que va a crecer dentro de nuestras conciencias, y por lo tanto, al final lo que sucede es que si centramos nuestra atención en cosas positivas de nosotros mismos, lo normal será que nos vaya a ir mejor.

En contraposición a la psicología tradicional, la psicología positiva dice que es verdad que tenemos cosas buenas que apreciar dentro de nosotros mismos. Tenemos talentos y potencialidades no sólo para la vida sino además, más aun, para ser felices.

Y la psicología positiva trata de explotar estas herramientas y campos que tenemos dentro de nosotros mismos, para así encontrar qué es aquello que nos hace más felices. La psicología positiva no es en absoluto una ciencia que se base en la superstición, o en la creencia infundada.

Aplicación de la psicología positiva

Aplicación de la psicología positiva

Es más, existen numerosos científicos dentro de este campo de la ciencia que buscan explicaciones a qué son aquellas cosas que nos hacen sentir felices, y aquellas cosas que hacen que vivamos la vida al máximo dentro de lo mejor de lo que la podemos vivir.

Así, si nos centramos en las cosas buenas, en aquellas cosas que nos dan verdadera felicidad no sólo a corto plazo sino también a largo plazo, probablemente viviremos vidas que merezcan la pena ser vividas.

Aunque desde mi punto de vista, la verdad de la psicología positiva es todo aquello que nos da un significado, un sentido a nuestra vida. Así es, lo que ocurre cuando vivimos una vida con sentido es que sencillamente no nos falta nada.

Una forma de hallar soluciones

Una forma de hallar soluciones

Y para ello hay otras ramas aparte de la psicología o la psicología positiva que también tienen mucho que decir. Por lo tanto el autor de este artículo aboga por encontrar una solución multidisciplinar a estas cosas.

Es decir, no centrarnos sólo en un solo campo sino en ser creativos y jugar con varios aspectos de diversas filosofías, ciencias e incluso religiones para encontrar aquello que nos hace bien a nuestra vida.

Aquello que nos hace comportarnos mejor con el prójimo y que, a la vez, nos haga felices. Porque esa es la forma de encontrar la verdadera felicidad, encontrando un verdadero sentido a la vida.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.