Preguntas para reflexionar: Conoce las mejores para tu vida

Decía Albert Einstein que lo importante es no dejar de hacerse preguntas. Puede que sea cierto y que, en gran medida, esta frase sirva para muchos casos. Cuando nos hacemos preguntas nos invitamos y nos impelemos a nosotros mismos a la autorreflexión.

Autorreflexión en la que podamos extraer conclusiones valiosas sobre diferentes eventos de nuestras vidas. Y, a la vez, esas conclusiones nos llevarán probablemente al progreso, a la mejora de nuestras propias condiciones de vida y a que aunque en la vida estamos en gran medida para aprender a ser mejores, también y no menos importante está el ser felices.

Esa es una gran pregunta, la de ¿para qué estamos aquí en la vida? Esto, dependiendo de la tradición psicológica, filosófica e incluso religiosa se podrán contestar una cosa u otra, pero si os fijáis en gran medida estas disciplinas tratan de las respuestas exactamente a lo que hablamos, a preguntas importantes que nos ayudan a reflexionar.

Preguntas para reflexionar Conoce las mejores para tu vida

Preguntas para reflexionar

Por lo tanto se puede ver ya como simples preguntas que han dado lugar a religiones, a escuelas filosóficas y psicológicas, e incluso a muchas otras ciencias que aparentemente no están relacionadas con estos temas vitales.

Por ejemplo, ¿para qué estamos aquí? es una pregunta que han tratado de responder multitud de religiones y escuelas filosóficas. Decía Freud que “el fin de la vida era la muerte”, y las religiones hablan, en concreto la Católica, de que en esta vida estamos llamados a la santidad, y después en segundo lugar a ser felices.

Asimismo el Budismo habla de que estamos para aprender, y que acumulamos un karma o una energía kármica que hace que nos vaya mejor o peor según vamos aprendiendo o superando aprendizajes o lecciones.

Y yo quiero dar mi punto de vista de esto, porque estoy muy de acuerdo con la religión católica, y a la vez con la budista, porque pienso que en gran parte las grandes religiones hablan siempre lo mismo aunque de diferentes aspectos y puntos de vista.

Qué es ser

¿Qué es ser?

Por ejemplo, la religión cristiana, en concreto, habla de que estamos llamados a ser santos, pero ¿qué es ser santos? Esta es una interesante pregunta para reflexionar. El santo no es ni más ni menos que hacerse más perfecto conforme a las virtudes teologales, conforme a las fortalezas interiores tales como la castidad, la templanza, el autocontrol, etcétera.

Pero ¿para qué queremos esto si lo que importa es aprender y ser felices? Pues sencillamente porque cuando aprendemos esas virtudes nos hacemos más capaces de ser felices en circunstancias en las que antes no éramos capaces de hacerlo.

Quiero decir, que si no tengo templanza, puedo ser feliz cuando vengan las dificultades. Por eso la religión cristiana da a estas preguntas para reflexionar un sentido de santidad, ya que parte de la base de que cuando aprendemos, que es lo mismo que en el Budismo, nos hacemos más santos y estamos más preparados para ser felices.

Ser feliz después de todo

Ser feliz después de todo

Pero otra pregunta importante para reflexionar, ya que estamos demostrando la valía de este tipo de preguntas, es si ¿no es mejor ser felices y después aprender? Y mi respuesta es que no, porque lo más importante es aprender y luego ser felices, porque podemos ser felices aprendiendo pero no podemos ser felices sin aprender.

Porque como he mencionado anteriormente a la mínima circunstancia difícil tiende a superarnos y dejamos de ser felices, y si no aprendemos a ser felices en momentos difíciles, lo cual se aprende con las lecciones vitales, o con nuestra llamada a la santidad como en el catolicismo, nunca seremos felices del todo.

He aquí la demostración de que las preguntas para reflexionar son importantes, están relacionadas con las cosas más trascendentes y profundas o importantes de la vida. Lo importante es no dejarse de hacer preguntas como dijo Einstein.

Buscas:

  • persona reflexionando

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.