Pensamientos Irracionales

Los pensamientos irracionales son eso, pensamientos, con la diferencia respecto al pensamiento saludable de que no nos traen buenas consecuencias para nuestro estado de ánimo y de ser.

En efecto, los pensamientos irracionales son pensamientos que en lugar de traer paz a nuestras mentes, traen disensión respecto a nuestras propias capacidades, así como dudas y sentimientos negativos, en los mejores de los casos.

Más aún, nos hacen sufrir de forma irremediable, haciéndonos pensar que la realidad es de una manera en la que en realidad no es. De eso se trata principalmente con los pensamientos irracionales.

Que nos hacen ver las cosas de una manera distorsionada, y nos hacen sentirnos mal y sufrir en el sentido más improductivo de la palabra, y por cosas que, además, ni siquiera son como a nosotros nos parece que son.

Es decir, sufrimos por cosas que en realidad no existen, si llevamos todo esto que lee el lector al término más radical de la palabra. Porque cuando pensamos irracionalmente sobre algo, casi de forma automática, vamos a sentirnos mal.

De hecho, lo que nos hace sentirnos bien en la vida son los pensamientos que traen paz, y lo contrario a estos pensamientos son trampas y, a menudo, son estos pensamientos irracionales. Esto se puede comprobar fácilmente. Te pido que hagas un breve ejercicio conmigo.

Piensa ahora mismo y di: “nunca voy a tener éxito en la vida”. E intenta decírtelo a ti mismo, aunque sepas de antemano que es falso y mentira, pero para que veas que automáticamente te vas a sentir peor si piensas este tipo de pensamiento.

Pero mucha gente se pregunta, vale, es cierto, a lo mejor nunca tengo éxito en la vida, ¿cómo lo puedo saber? Bueno, en realidad este pensamiento es irracional porque se trata de una sobregeneralización.

Esta sobregeneralización consiste en que porque hayamos tenido un tipo de experiencia en la vida, terminamos ampliándolo a todas las áreas de la vida. Y lo hacemos perpetuo y casi perenne y eterno, para siempre.

Porque como sabemos, si lo pensamos mejor, a veces tendremos éxito y a veces no, pero es muy difícil que nadie tenga éxito nunca en la vida, en una vida larga. Y, aunque fuera una vida más corta, nadie ha experimentado en toda la historia de la humanidad solo fracaso.

Por lo que ese pensamiento ya está descartado como racional y lo consideramos como irracional. Como vemos, nos hemos percatado de la irracionalidad de este pensamiento, a través de nuestra forma sentirnos de respecto a él.

Nos sentimos mal, y nos sentiremos mal cuando pensamos esta clase de falacia. Entonces, ¿qué hacer con cada pensamiento irracional? Pues sencillamente desmontarlo. Darnos cuenta de la propia falsedad que sostenemos nosotros mismos, sin querer o sin darnos cuenta.

Porque en realidad el ser humano es altamente irracional, y el mero hecho de que lo sea no significa que sea adecuado y bueno que pase esto, por mucho que sea normal. Es como si porque el ser humano tenga capacidad de tener huesos rotos, cuando sucede que por desgracia nos rompemos un brazo, sea lo normal y lo adecuado e incluso lo aceptable.

Aceptable será, sin duda, porque sencillamente pasa y ocurre, y de nada sirve olvidarlo ni evitarlo. Pero por otra parte cuando tenemos un brazo nadie se siente bien, por lo cual la forma de atajar esto sencillamente es, en cuanto a los pensamientos, desmontar los pensamientos irracionales y convertirlos en pensamientos más racionales.

Sólo así y de esa manera podremos tener una vida más feliz, más equilibrada y acorde con nuestras propias expectativas. En el sentido de obtener la paz mental que, tal vez, nos falta.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.