Padres Separados

Ante el reto de tener hijos muchas personas se encuentran en la tesitura o situación de no tener pareja. Esto es lo que se define por ser padre o madre soltera. En efecto, muchas veces no todo va como queremos, y las parejas se disuelven.

Incluso algo tan feo desde mi punto de vista como disolver un matrimonio, se puede romper también si no se llevan las cosas como han de llevarse. Es decir, si se actúa negligentemente. Pero una cosa es la pareja o el matrimonio y otra cosa son los hijos, que se trata de personas que ahora son débiles porque dependen totalmente nuestra atención.

Y un matrimonio roto nunca va a poder ser que ayuda a unos hijos, aunque esto no querrá decir que haya que disolver los matrimonios cuando no vayan bien. Pero de lo que hablamos ahora es de que unos padres solteros tienen más dificultades para criar a un hijo que unos padres casados, al menos normalmente.

Por supuesto, también puede darse el caso de padres en donde sencillamente ha fallecido uno de los cónyuges, y se encuentran sólos ante la educación de sus hijos. Esto es una situación muy noble y muy meritoria, ya que se encuentran ante dificultades que otras personas no tienen ni se pueden imaginar.

Para sobrellevar esta situación hace falta el apoyo de personas de la familia extendida, o incluso de amigos o amigas. Porque hablamos de padres solteros, pero aquí las estrellas no son los padres, por mucho que suframos.

Las estrellas son los hijos porque son los que más dependen de nosotros y los que más ayuda necesitan. Los padres solteros se enfrentan a retos que sencillamente otros no tienen que afrontar. Pero los hijos también, porque luego llegan a edades difíciles en las que empiezan a cuestionarse el porqué de las cosas, el porqué de su vida y tratan de buscar su propia identidad.

De este modo, lo que pasa es que si no es bien llevada esta situación afecta a los niños, que se encuentran perdidos y solos. Por eso, desde mi punto de vista un padre o una madre soltera lo que tiene que hacer es dar prioridad a su hijo, eso sí, sin sobresaturarle en exceso de mimo y de atención.

Porque tampoco es bueno para los hijos que vean que son los reyes de la casa, sólo porque les falta un padre o una madre. A la larga esto va en su detrimento, porque se llevan una idea equivocada de la vida, de lo que en realidad no es.

Ellos son como otros más, el mundo, aunque para nosotros sean lo que más queremos en el mundo. Por lo tanto cuando hablamos de padres solteros tenemos que tener en cuenta una tipología de problemas que otras personas sencillamente no van a experimentar.

Pero que si se lleva bien, con valores, humildad para pedir ayuda cuando se necesita y sobre todo, con mucho amor, al final puede deparar en algo positivo para los hijos. Que es que la figura que les falta de la madre o del padre les hará, a largo plazo, más fuertes y más preparados para la vida.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.