Música motivadora ¿Cómo ayuda en nuestras vidas?

Música motivadora. La motivación es algo, un concepto que está muy de moda y que a la vez es también muy importante para muchos. Y es que no es para menos. Cuando vivimos una vida normal, tenemos que ir a trabajar, levantarnos cada mañana, hacer las tareas de mantenimiento que necesitamos, comprar, etcétera.

Estas tareas de mantenimiento, y de trabajar, son necesarias para la vida porque sin ellas no podríamos, ni tan siquiera, subsistir. Pero ¿qué sería de todo esto y de nosotros si hiciéramos todo esto a desgana? ¿Qué sería de nosotros si no disfrutáramos nada las tareas que realizamos cada día?

Sin duda nuestra vida sería, en esencia, muy poco satisfactoria – y esto tiene su razón de ser. Porque no se trata de hacer todo lo que queremos, sino de la actitud del corazón con la que hacemos las cosas. ¿Comprendéis la diferencia?

Música motivadora Cómo ayuda en nuestras vidas

Música motivadora

Yo puedo hacer dos actividades, las dos disfrutables, y no disfrutar nada si no tengo la actitud preactiva y adecuada, dispuesta a encontrar disfrute en la actividad que queremos realizar.

Por eso la música, que es una ciencia, y sobre todo un arte que es fácil de transmitir, sin hablar del soporte en el que lo transmitimos sino, más bien, de la forma en la que nos cautiva ya que es fácil disfrutar de ella, es muy importante.

La música nos trae la motivación que necesitamos, y lo bueno es que hay música para casi todo tipo de situación. Vamos a tomar como ejemplo la música que nos sirve para hacer deporte. Que nos estimula. La música para hacer deporte nos trae el ritmo de actividad que necesitamos para la vida – ni más ni menos, y para el ejercicio.

Música motivadora

Cómo ayuda en nuestras vidas la música motivadora

Sin duda es una gran noticia saber, que cuando hacemos deporte podemos recurrir a ella, ¿por qué? Porque la música tiene sobre todo, más allá de la melodía y de las letras que cantan los cantantes y artistas, un ritmo que lo llevamos desde siempre dentro de nosotros – en nuestros propios genes.

En efecto, del mismo modo que disfrutamos de comer y de dormir, disfrutamos de la música de forma genética porque nos trae placer y disfrute sobre las cosas que queremos hacer en la vida. Es fácil disfrutar de ella y, hoy día, más porque es sólo darle a “reproducir” en nuestro ordenador o en nuestro mp3, y ya estamos disfrutando al instante.

Por eso la música cuando al tenemos en nuestra posesión es altamente disfrutable. Y, a la vez, es muy eficaz trayéndonos la motivación que necesitamos para hacer lo que necesite hacerse: porque la llevamos, al menos el mero hecho de su disfrute, en los genes.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.