Motivación extrínseca: Por qué es tan importante para la vida

La motivación es tan importante para la vida y el trabajo como el propio combustible para un coche. Sin la motivación es verdad que somos capaces de hacer muchas cosas, pero no funcionamos de igual manera. No estamos a pleno rendimiento.

Y esto se debe a que hay factores que nos empujan a hacer las cosas con brío e ilusión, y con ganas. Es a eso a lo que llamamos motivación. La motivación se podría considerar como una fuerza interna o externa que nos empuja hacia una dirección en cuanto a nuestro comportamiento, y se suele asociar con un estado de contentamiento con realizar la tarea que tenemos que y a la vez queremos venir a realizar.

Cuando estamos motivados nuestras metas y nuestros objetivos encajan con nuestras ganas de hacer las cosas. Y por eso se dice que estamos muy motivados con algo. Pero la motivación puede ser de dos tipos, tanto intrínseca como extrínseca.

Motivación intrínseca

Motivación intrínseca

La motivación intrínseca sería aquella que nos empuja desde dentro de nuestra personalidad a hacer determinada acción. Esto es, no dependería sólo de factores externos como motivaciones o como regalos e incentivos para conseguir las cosas.

La motivación interna depende de cosas internas, de metas que nos proponemos nosotros mismos. Pero ¿qué hay de la motivación externa? La motivación externa son sencillamente el tipo de situaciones e incentivos y cosas que nos hacen intentar conseguir algo para estar contentos con nuestro objetivo, y lograr aquello que nos motiva.

Por ejemplo si trabajamos para una empresa y nos quieren dar un incentivo de comprarnos un ordenador nuevo por cada “x” ventas, digamos que es una motivación extrínseca o externa. La motivación extrínseca no es mala en sí, pero hay que tratar de desarrollar también una motivación interna. O intrínseca.

De dónde proviene la motivación intrínseca

De dónde proviene la motivación intrínseca

La motivación extrínseca suele venir siempre antes que la motivación intrínseca, en el sentido de que lo que hace es que nos empuja a hacer las cosas por motivaciones que vienen de fuera. En lugar de desde dentro.

Y por eso al final tenemos que llegar a la motivación intrínseca. Lo mejor que nos puede motivar en la vida será sobre todo la motivación intrínseca, habiendo trascendido e integrado esta última la motivación extrínseca.

Lo que quiero decir es que no podemos vivir sólo de motivación extrínseca. Queremos tener nuestro propio motor de nuestro barco, y movernos hacia aguas por el mero hecho de querer movernos hacia ellas, y no sólo por lo que podamos obtener a corto plazo con estas metas.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.