Maniaco depresivo: Conoce de qué se trata

De las enfermedades mentales que conocemos en la gente de hoy, en la cultura de a pie de calle, pocas son tan temidas como la esquizofrenia o incluso el síndrome maníaco depresivo.

Un trastorno que sin duda es muy incapacitante, porque nos movemos entre dos extremos discontinuos y muy acentuados en cuanto a sus diferencias, como es la manía que son estados de ánimo excepcionalmente altos, también de forma anormal, y estados muy bajos de ánimo como depresión grave o profunda.

En la enfermedad maniaco depresiva nos movemos en estos polos opuestos sin tener continuidad en una forma de ser estable y sosegada, que nos permita pensar las cosas dos veces y no cometer locuras ni tonterías.

Qué es un maníaco depresivo

Qué es un maníaco depresivo

A esta enfermedad maníaco depresiva también se la llama trastorno bipolar. ¿Os acordáis de esas dos caretas con las que a menudo representan el programa del teatro griego?

Cuando alguien quiere hacer un dibujo que represente lo que es el teatro en sí mismo, dibuja dos caretas en los que una ríe y la otra está llorando. Eso es básicamente.

Y sin ninguna solución de continuidad, el trastorno maníaco depresivo o trastorno bipolar. Como vemos es ir como en una montaña rusa anímica y emocionalmente, prácticamente de forma literal aunque si bien por suerte no es tan frecuente esta enfermedad como otros trastornos meramente depresivos.

Una depresión la tiene mucha gente pero sin embargo esta enfermedad o síndrome maníaco depresivo es más difícil de tratar. Además, una parte mala de este síndrome es que nuestros cambios de contentos a tristes o deprimidos son muy raros, y van bruscamente sin saber por qué vamos de un lugar a otro.

De qué se trata

De qué se trata

Cuando tenemos manía o extrema felicidad estamos casi delirando, con una felicidad que nos puede meter en problemas muy raros de contar, y situaciones embarazosas.

Por ejemplo, si estamos hablando de manejar dinero o hacer negocios, cuando estamos en una fase demoníaca podemos cometer todo tipo de locuras de las que nos arrepintamos. Por lo tanto como decimos esto no es ninguna broma, si en estos momentos estoy muy feliz, no significa que por ello me vaya mejor.

El trastorno bipolar o la enfermedad o síndrome maníaco depresivo es una condición que se repite cíclicamente en las personas, y que es crónica.

Qué es la hipomanía

Qué es la hipomanía

Cuando ocurre bastante de forma suave se llama hipomanía. Esto en cuanto a los episodios de manía, lo que hace que incluso se considere productivo y beneficioso para una persona tener esta hipomanía, siempre que no llegue a casos extremos como la enfermedad bipolar grave.

No obstante cuando una persona está exacerbadamente feliz, nadie puede negar a su alrededor lo que ve, así como ofrecer a esa persona un tratamiento o posible salida a su problema, aunque el o ella lo niegue.

Además cuando estamos ligeramente felices o con hipomanía podemos ir a peor o ponernos más contentos, o cambiar repentinamente hacia una depresión.

Todos estos episodios tan severos que se intercalan de manía y depresión puede traer consigo psicosis, que es lo que todos conocemos por tener alucinaciones o pensar que los demás conspiran contra nosotros. Por lo tanto no se trata de ninguna broma y hay que tomarlo en serio.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.