La Ansiedad: ¿Cómo Superarla?

La ansiedad es parte de la vida de muchas personas que sencillamente luchan por no fracasar. Por no sucumbir ante la tentación de tirar la toalla, en una vida que parece cada vez más complicada y difícil.

Pienso que vivimos momentos complicados en Europa, y en concreto este es un blog que se escribe en español, del mismo modo que el autor de este artículo es español. España: el segundo país con peores niveles de desempleo después de Grecia, y llevamos así ya unos cuantos años.

Muchas personas lo que necesitan es un trabajo, pero cuando lo tienen después se encuentran con que tienen un trabajo y la sociedad está patas arriba moralmente, porque vivimos bastante mal en cuanto a lo que se refiere a hábitos.

Ojo, no se trata de juzgar, puesto que yo mismo podría ser también juzgado, sino que se trata de plantearnos qué es lo que provoca nuestras ansiedades.

La ansiedad

La ansiedad

No vamos a entrar a definir qué es la ansiedad, pero si voy a intentar dar mi propia definición de qué son las habilidades cotidianas, las de cada día con las que nos enfrentamos a nuestros miedos.

Ansiedades y miedos que son de hecho circunstancias mentales de carácter dinámico, y que como la marea del mar van y vienen, según los momentos de cada mes, de cada semana, de cada día e incluso de cada mañana y de cada tarde.

Muchos sucumbimos, porque está ansiedad se vuelve a creciente y cada vez más grande, en el sentido de que empieza a apoderarse de nuestro lado positivo hasta que caemos en unas telarañas, en una enredadera de pesimismo y de negatividad.

Eso no nos trae nada bueno. Y es así que muchos de nosotros tenemos buena intención: queremos vivir vidas sanas, en compañía de la gente a la que queremos y sobre todo, tener tranquilidad haciendo las cosas bien.

Cómo superar la ansiedad

Cómo superar la ansiedad

Sin embargo llega el momento en el que vemos que no podemos, porque es demasiada la negatividad que tenemos encima. Y no sabemos cómo quitárnosla para que no llegue a nuestras raíces.

Pero la ansiedad no es tan mala como parece, tiene su función biológica y natural, es decir, la de advertirnos de aquellas cosas que tenemos y que nos gustaría tener en la vida.

Por eso no es tan malo sentir esa ansiedad, sino que podemos incluso sentirla en todo su potencial, aunque siempre no obstante dentro de un marco estructurado. Nadie se come una sopa de golpe, sino que la come a cucharadas.

Del mismo modo no comemos un filete de ternera de golpe tampoco, sino que le damos poco a poco mordiscos a los trozos con los que comemos tranquila y gradualmente ese plato que tenemos servido en la mesa.

Convivir con la ansiedad

Convivir con la ansiedad

Así vamos a hacer desde mi punto de vista con la ansiedad, no evitarla, no bloquearla, sino sentirla con todo su fervor pero siempre dentro de un marco cognitivo racional, para que la podemos gestionar adecuadamente. Todo esto es desde mi punto de vista un concepto que yo llamo «tolerancia a las ansiedades», que no es a la ansiedad propiamente dicha puesto que esta última se trata de un episodio agudo y que es, de verdad, molesto.

De lo que yo hablo sencillamente es de que debemos afrontar las cosas como son, y eso sí, tener un asidero para cogerlas y pensar las cosas adecuadamente, porque de lo contrario nos podemos hacer daño con nuestros propios pensamientos.

Tal vez en alguna otra entrada explicaremos cómo pensar racionalmente sobre las ansiedades porque es bueno para nosotros, que sepamos cómo afrontar las situaciones que son de por sí tensas, y no que nos preocupemos de la mismas preocupaciones.

Pero si no sabes cómo superar tus miedos sólo, si no sabes cómo hacerlo, un buen psicólogo puede ayudarte, especialmente si es con la Terapia Racional Emotiva Conductual, fundada por Albert Ellis en los Estados Unidos de América en el siglo pasado. Si lo que quieres es trabajar con tu higiene mental, ¡sigue leyendo Autoayudando!

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.