Juicios de ética, moral y valor: En qué consiste

Juicios de ética, moral y valor. Sin duda todos tenemos un cierto sentido de qué es la ética, y de qué son los valores que rigen los comportamientos de las personas.

Hay ciencias que la estudian en profundidad, aunque a nivel de psicología y autoayuda digamos que son elementos cognitivos o psicológicos que adquirimos a través del pensamiento razonado.

Elementos sobre cuáles son nuestras prioridades en la vida, así como el hecho de querer conocer más cuales son las cosas que nos gustan o no nos gustan de los demás , de nosotros mismos y de nuestro entorno.

Juicios de ética, moral y valor

Juicios de ética, moral y valor

No es fácil hablar de juicios, puesto que normalmente los juicios se convierten a veces en ofensas puesto que es muy difícil ser justo, a la hora de elaborar un juicio sobre alguien.

Esto viene de que nunca nos ponemos sobre la piel de nadie y, por lo tanto, es muy difícil hacer conclusiones. Conclusiones o juicios de valor, morales y éticos que suelen ir a veces, por tanto, de forma desencaminada o precipitada.

Pero, eso no significa que no podamos desarrollar nuestro propio pensamiento. Tenemos todo el derecho del mundo a vivir nuestras facultades intelectuales al máximo su potencial.

Y en ello cabe elaborar conclusiones, y desarrollar formas de pensamiento que nos hagan ver si queremos seguir el camino de otras personas por verlo bueno, o si, de lo contrario queremos desentendernos por ver que van por el mal camino.

Cuál juicio es el correcto

¿Cuál juicio es el correcto?

Por eso, debemos saber primero cómo elaborar un juicio correcto. Lo primero de todo es que no se debe enjuiciar, esto es someter a juicio a nadie.

Cuando me refiero someter a juicio no estoy diciendo más que como si fuéramos un tribunal, el decir quién hace las cosas bien y quién hace las cosas mal, pero también algo más.

Porque cuando enjuiciamos tendemos a reprochar, incluso a tirar hacia abajo a una persona por haber hecho algo que desde nuestro punto de vista no era lo mejor. Algo que no era correcto.

Eso es correcto sí y no, porque si bien tenemos todo el derecho del mundo a juzgar cosas que hace mal la gente, no somos nadie para juzgar a las personas.

El comportamiento en el juicio moral

El comportamiento en el juicio moral

Por tanto vamos hacer una distinción entre juzgar un comportamiento y juzgar a una persona concreta. Si yo por ejemplo robó alguien algo, se puede decir que está muy mal lo que hago.

Se puede enjuiciar mi comportamiento y calificarlo incluso de nefasto. Pero por otra parte nadie me puede decir que soy nefasto por completo, porque las personalidades de la gente son complejas y que hayamos hecho algo mal no significa que hagamos todo mal.

Por lo tanto, ¿qué pasaría si al día siguiente me arrepiento y le devuelvo el bolso a esta persona y, además, intentó hacer trabajos sociales para recuperar el daño que he hecho a la sociedad?

De repente para muchos probablemente sería muy bueno. Casi un santo. Pero desde mi punto de vista tampoco se trata de eso.

Complejidad del comportamiento humano

Complejidad del comportamiento humano

Se trata de que el comportamiento de las personas es complejo, y ni somos buenos ni somos malos, somos sencillamente personas que realizan determinados comportamientos en relación con nuestra moral, nuestra ética y nuestros valores.

Y dependiendo de esto daremos unos mejores frutos o peores. Esto es, nos portaremos mejor o peor con la gente. Por lo que quiero decir y lo que quiero dejar reseñado, y hacer mucho énfasis, es que si bien no podemos juzgar a las personas sí que podemos juzgar sus comportamientos.

Y que, a la vez, si queremos ser extremadamente cautelosos a la hora de acercarnos a alguien, y no conocemos cuál es su comportamiento actual, más que ir a lo que diga la gente de nadie, podemos ir a los frutos que una persona ha dejado a lo largo de su vida.

Puesto que tú no sabes qué árbol es hasta que ves sus frutos. Y sin ánimo de ofender, si un árbol da manzanas, sin duda es un manzano. Salvo que dé varios tipos de frutas, entonces habría que ir a lo que hemos dicho de los comportamientos, adaptarnos y actuar acorde al comportamiento actual de esa persona.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.