Inteligencias múltiples: Descubre cómo emplearla en tu vida

Ser inteligente no es una cosa que está al alcance de todos. Pero sin embargo todos queremos ser hasta cierto punto inteligentes. no muy inteligentes, sino lo inteligentes que se necesite para vivir como queremos vivir, puesto que la inteligencia ha de estar supeditada a la vida y no la vida supeditada a la inteligencia. Ya que pienso que, por otra parte, la inteligencia por sí sola no es Dios, no es todopoderosa ni omnipotente, ni puede hacer por sí sola todo lo que queremos. Aunque pueda ayudar a conseguir ciertas cosas, es cierto.

Inteligente es alguien de quién decimos que está dotado, que sabe hacer cosas, que tiene talento o capacidad o destreza en la forma de pensar, poniendo a trabajar su mente, lo que lleva a la conclusión de que todo el mundo tiene capacidades buenas, cómo saber resolver bien algún problema matemático, como cantar de forma empática y asertiva, como tantas otras cosas que nos vienen bien hacer para ganarnos el pan y la vida.

También a nivel académico ésta inteligencia sirve mucho, porque saca lo mejor de nosotros en clase. Y es que el mundo académico es un mundo en donde la inteligencia tiene un lugar muy destacado.

Inteligencia múltiples

Inteligencias múltiples

Ahora bien, puesto que es indudable que la sociedad nos hace pensar, a nosotros la gente, que ser inteligente lo es todo en la vida no es para nada así, puesto que existe gente que no es tan inteligente pero que, sin embargo, tiene otras cualidades muy válidas que le sirven para muchas cosas. No a mucha gente le interesa el trabajo académico que hacen algunas personas, científicos o investigadores pero yo, sin embargo, he investigado y conocido que Howard Gardner es que dio el concepto de las inteligencias múltiples al mundo, es decir, que a la hora de establecer quién es inteligente y quién no hay que destacar que no se puede medir la inteligencia siempre bajo el mismo patrón.

Porque no todas las personas somos iguales, y mientras hay gente muy inteligente para una cosa hay gente muy inteligente para otra, e incluso habrá gente muy inteligente para dos tipos de cosas al mismo tiempo. Por eso no hay que ser muy precoz a la hora de juzgar a alguien por su inteligencia, ya que a lo mejor alguien será un mal ingeniero pero muy buen escritor, y alguien que hablará sin duda muy bien a la gente luego puede cantar fatal.

Y así es el concepto de inteligencias múltiples. Ve la inteligencia como algo de naturaleza poliédrica, que tiene muchas caras como un dado y que es compleja, por lo que no se puede asumir sobre una sola variable como el cociente intelectual esta inteligencia de la que hablamos, opino yo.

Por eso no hay que llamar a nadie tonto porque no sepa hacer cosas que nosotros sí sabemos, porque muestra poca humildad y un exceso de orgullo y la arrogancia.

Eres tonto

Eres tonto

Cuando llamamos a alguien tonto significa que estamos pensando anticipadamente que no tiene capacidad para hacer muchas cosas que nosotros, por otro lado, consideramos básicas. Cosas o actividades que consideramos que absolutamente todo el mundo normal es capaz de hacer.

Cometemos un grave error pienso, porque ser tonto no significa que no se sepa hacer nada, eso lo primero. Tonto tiene que ver, más bien, con el grado de necedad, que es una falta de actitud en la vida o de habilidad para darse cuenta de cómo hay que hacer las cosas en la vida. Este es el concepto de ser necio, que no tiene que ver con las realidades fijas e incuestionables como el grado de inteligencia estático sino con actitudes como, por ejemplo, la falta de edad o de madurez necesarias para comprender que algunas cosas no se hacen como se están haciendo.

Además no se debe juzgar, porque bajo el concepto de inteligencias múltiples cabe destacar muchos tipos de habilidades, y no hay nadie que sepa todas las habilidades que tiene alguien por dentro. Habilidades y aptitud para cantar, para tocar el piano, para escribir, para correr, para estudiar física o para ser matemático, ingeniero, jurista, economista y muchas otras profesiones como carnicero charcutero en un sitio bien porque hagas muy bien tu trabajo.

De modo que no es a ser tonto de lo que tenemos miedo muchos, sino de que no nos demos cuenta cómo funcionan las cosas. Además, vemos la poca capacidad de criterio de juicio que hay en llamar a alguien tonto, porque bajo mi punto de vista si alguien es tonto qué menos que dejarle tranquilo y no cargarle con más problemas de los que ya tiene.

La verdadera inteligencia

La verdadera inteligencia

Ahí reside el verdadero problema, que no podemos juzgar y que yo no puedo saber quién es de verdad inteligente o tonto debido a que, en gran parte, a las múltiples inteligencias que existen en cada persona.

Por eso, además del respeto y la consideración que debemos tener hacia el ser humano, como cosa que merece amor y no odio, como cosa que merece respeto y no desaire ni malos tratos psicológicos o físicos como hace alguna gente, que se aprovecha de los puntos débiles que otras personas, para aprovecharse y sacarles provecho o, incluso, para tratarla como no deben tratarles

Por tanto vamos a pensar que alguien que ha dicho que alguien es tonto no ha sabido lo que en verdad decía, o que no quería decir lo que quería decir, que se ha confundido de una manera en la que él mismo se va a arrepentir cuando se de cuenta, de tal modo que abunde la paz y no la guerra entre las personas.

Así como que también se respeten las diferencias entre individuos porque no todos tenemos los mismos talentos, e incluso como dijo Albert Einstein un pez no puede volar, lo que significa que un pez o alguien puede ser muy buenos nadando pero ser muy malo para volar y no por ello menos pez. Pienso que esta es una frase muy sabia y que demuestra mucha inteligencia, y no sólo para resolver problemas relativos a la teoría de la relatividad.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.