Inteligencia intrapersonal: Conoce más sobre ella

Podemos imaginar en Autoayudando que muchos de vosotros ya estáis familiarizados con el concepto de inteligencias múltiples del psicólogo estadounidense Howard Gardner.

Sin duda es un concepto que en su día irrumpió en el mundo de la psicología con gran fuerza, y que hasta hoy se mantiene en cierto modo en vigor, aunque no ha quedado sin sus detractores así como con sus partidarios.

Recordemos que el concepto de inteligencias múltiples de Howard Gardner tenía en su modelo unas siete inteligencias que después pasaría a otras, como la octava inteligencia de su modelo e incluso hasta una novena inteligencia.

Estas inteligencias son la lingüístico-verbal, la matemática, la visual, por mencionar algunas pocas, y es que ya es claro que este modelo marcó un antes y un después en la Psicología.

Qué es la inteligencia intrapersonal

Qué es la inteligencia intrapersonal

Todo ello puesto que en aquellos tiempos cuando Gardner lanzó su teoría, la inteligencia que mandaba sobre todas las demás era la académica o la del cociente intelectual, conocida hoy por todos.

En este artículo vamos a decir qué es la inteligencia intrapersonal, que no es otra cosa para resumirlo y sintetizarlo de un modo astuto, el comprenderse a uno mismo y la capacidad de entender qué le pasa a uno por la cabeza y su porqué.

Todos tenemos una vida interior, unos más desarrollada y otros menos, pero precisamente el punto fuerte de la inteligencia intrapersonal está basado principalmente en que somos capaces de monitorizar en cada momento lo que pensamos y a su vez los porqués de nuestros pensamientos.

Esto en realidad es positivo, porque nos permite ver a cada momento de qué manera respiramos, por dónde vamos y a donde nos dirigimos en la vida a nivel interior.

Influencia de nuestros pensamientos para lograr la inteligencia intrapersonal

Influencia de nuestros pensamientos para lograr la inteligencia intrapersonal

Porque es verdad que nuestras acciones comienzan con nuestros pensamientos, y si tenemos cuidado de qué pensamos actuaremos mejor que si descuidamos nuestra vida interior y dejamos nuestros pensamientos y a la cabeza que haga de las suyas.

Por eso este tipo de inteligencia, si bien cada uno tiene sus puntos fuertes, es una inteligencia deseable para muchos, porque nos permite ser mejores por dentro lo que se traduce en que normalmente seremos también buenos por fuera.

Por supuesto tener la inteligencia que hablamos no significa que seamos todos santos, porque no va a ser así en mucho de los casos. Pero al menos evitaremos muchos errores y sobre todo enmendaremos otros tantos cuando nos demos cuenta que tal vez actuamos mal.

Y nos daremos cuenta precisamente gracias a esta inteligencia que es la inteligencia intrapersonal. Inteligencia sin la cual no podríamos llegar a darnos cuenta de que tal vez no siempre actuamos de la mejor forma posible, aunque también tengamos la capacidad demostrada y hacer bastantes cosas bien.

La inteligencia intrapersonal ante el resto

La inteligencia intrapersonal ante el resto

Y esto a la hora de emplear esta inteligencia también nos da otra capacidad que estaba oculta en la misma, que es el darnos cuenta de que ninguna inteligencia está por encima de las demás.

De hecho ocurre como con las profesiones. El médico opina que su profesión probablemente sea la más importante. Lo mismo piensa el psicólogo y lo mismo piensa el jurista o el abogado, puesto que cada uno ve las cosas desde su punto de vista.

Precisamente la inteligencia intrapersonal debería empujarnos a darnos cuenta que no existe una inteligencia superior a la otra, sino que cada uno tiene una distinta perspectiva sobre las cosas.

Y que si bien sí es cierto que existen aciertos y errores en la vida de las personas, eso no significa que por yo tener una inteligencia por ejemplo intrapersonal sea mejor que quien tenga una inteligencia visual, aunque a mí lo que me valga la vida es mi tipo de inteligencia.

Y digo que me valga en la vida no porque sea una ley natural que tiene que tener es inteligencia para sobrevivir, sino porque tal vez debido al empleo que tengo necesita de mí que tenga habilidad que por suerte tengo.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.