Inseguridad personal: Conoce cómo se origina

Dentro del campo de la autoayuda existen conceptos que son similares, si no análogos a otros, pero que su variada nomenclatura puede ayudar entender un mismo problema desde diferentes perspectivas.

En algún lugar de Autoayudando, hemos visto en qué consistía la inseguridad emocional. Y decíamos que se basaba principalmente en sentirse incapaz de actuar adecuadamente ante ciertos eventos que pueden suceder, o que de hecho suceden en la vida.

Esto no es grato para la persona que la sufre, puesto que se siente incapaz de realizar las actividades que en sus sueños sí que le gustaría llevar a cabo. Decíamos que la inseguridad emocional era el opuesto a la autoconfianza o la confianza en sí mismo.

Si bien es cierto que este concepto define bien lo que quiere transmitir al lector, hoy vamos a hablar de la inseguridad o mejor dicho de la «inseguridad personal», que es la otra cara de la misma moneda.

En realidad todos tenemos inseguridad personal

En realidad todos tenemos inseguridad personal

Por ejemplo, si yo que soy coach intento hacer un dibujo artístico para lo cual he de reconocer primero ante mí mismo, que jamás me he puesto en serio a hacer uno, sentiré falta de eficacia probablemente antes ante esta actividad.

Actividad la cuál se presupone que debería saber hacer bien. Porque es así: no importa si tenemos o no experiencia, en muchos lugares nos van a exigir resultados y les va a dar igual, justa o injustamente, la formación o experiencia que hayamos tenido antes.

Por lo tanto dado este supuesto, se supone que yo debería sentirme seguro ante la elaboración de un dibujo, el cual hago bajo presión y además sin experiencia ni educación sobre cómo debo realizar este tipo de trabajo.

Por lo tanto, sería normal como digo sentirse un poco inseguro. El problema de esto es cuando me siento más inseguro de lo que debería. Es decir, cuando me siento más inseguro de lo que se considera normal.

Formas de inseguridad personal

Formas de inseguridad personal

Se puede considerar que la inseguridad puede ser incluso adaptativa, porque es como una señal que nos transmite nuestra mente de que hay algo que no sabemos hacer y para lo cual no estamos preparados, pero que a la vez es importante para nosotros y nos gustaría hacerlo bien.

Por lo tanto esa inseguridad nos va a empujar a educarnos para hacerlo mejor la próxima vez que podamos. El problema viene cuando el sentimiento de inseguridad nos hace que nos perdamos en él, y no sabemos cómo salir de ese sentimiento de impotencia y de fraude, que percibimos en un momento dado de manera subjetiva que somos para los demás.

Y este sentimiento de fraude no viene porque lo seamos, sino porque tal vez en nuestra mente somos competentes y en este momento puntual de hacer el dibujo no somos capaces de serlo.

Y es así como en lugar de sentirnos relativamente inseguros hasta que aprendamos a hacer dibujos bien, nos perdemos en la inseguridad y nos bloqueamos. Y encima lo pasamos mal.

De dónde proviene la inseguridad personal

De dónde proviene la inseguridad personal

Pienso que con lo que he mencionado se entiende la diferencia entre lo que es una inseguridad normal o adaptativa, o una inseguridad personal.

Puede que tal vez el nombre de inseguridad personal venga del hecho de que nos tomamos nuestra inseguridad como algo personal, como un problema que tenemos nosotros, y no como una consecuencia razonable de no saber hacer algo por motivos que otros entenderían perfectamente.

Por lo tanto antes de poneros a «rumiar» sobre si hacemos algo demasiado mal, debemos pensar ante todo que nuestro desempeño no significa que no valgamos como personas.

Si finalmente ese dibujo lo hago mal, como persona seguiré siendo excelente en algunas áreas y un poco más mediocre en otras, y al final el global que es lo que importa será que soy normal, como cualquier otro.

Sencillamente una persona que se esfuerza y que pone en valor una actitud positiva, que es lo que cuenta.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.