Inseguridad emocional: Aprende a superarla

Vivimos en una sociedad occidental y desarrollada que promueve valores como el individualismo, la eficacia, la autoeficacia o mejor dicho aún, la autoconfianza.

Tener confianza en uno mismo es muy importante, porque cuando tenemos confianza en nosotros mismos vemos que somos capaces de superar los diferentes problemas que se nos puedan presentar a la hora de vivir una vida normal.

Y es que la vida no está exenta de retos. Algunos son drásticos y fuertes, y tenemos que ser exigentes con nosotros mismos para hacer lo que queremos llevar a cabo o sencillamente para no dejarnos llevar por las circunstancias.

Todo esto está muy bien, y está muy bien no porque todos seamos así sino porque existen formas peores de vivir, como tener inseguridad emocional.

Qué es la inseguridad emocional

Qué es la inseguridad emocional

La inseguridad emocional es un complejo, o una especie de síndrome, sin ánimo de hablar de patologías aunque empleemos estos términos, qué hace que no nos sintamos a gusto y con confort con las situaciones que tenemos delante.

Por ejemplo, recuerdo que cuando iba a mi primer trabajo en mis años más jóvenes, había compañeros a los que le daba vergüenza ponerse delante de un cliente a trabajar, puesto que era una experiencia que nunca antes habían hecho y no tenían confianza en ellos.

Yo no digo que lo hiciera mejor, pero en ese caso no tenía ese tipo de inseguridad emocional, aunque sí podría haberlo tenido en otros casos. Lo que quiero decir es que nadie está exento de, en unas circunstancias u otras, sentir algo de inseguridad.

Hasta qué punto es un problema la inseguridad emocional

Hasta qué punto es un problema la inseguridad emocional

Como todo las cosas se convierten en un problema cuando comienzan a limitarnos en nuestra vida, y si bien es cierto que todos tenemos límites reales por otra parte cuando nos limita al hasta tal punto que nos impiden hacer nuestras principales inquietudes o pasiones, entonces estamos delante de un verdadero problema el cual hay que atajar.

La inseguridad emocional, más que definirla académicamente queremos sólo decir que se cura a base de trabajo duro. Aunque de nuevo empleamos términos casi médicos, no queremos decir que es una enfermedad puesto que no lo es, eso que quede claro.

Pero lo que sí decimos es que cuando nos vamos enfrentando a pequeños retos y vamos incrementando el vigor y en la exigencia de estos retos cada vez a más, al final resulta que vamos ganando confianza en nosotros mismos porque vemos que somos capaces de superar retos que el principio nos parecía imposible superar.

Y así ganamos la autoconfianza y dejamos a un lado la inseguridad emocional. Por otra parte, es verdad que esto es el papel y la teoría, y la práctica puede ser diferente puesto que el mapa no es lo mismo que recorrer el propio territorio que señala el mencionado mapa.

Como superar la inseguridad emocional

Como superar la inseguridad emocional

Si te dicen que ir a Sudáfrica es bonito para verlo, no es lo mismo que ir tú mismo y comprobarlo con tus cinco sentidos. Esto es igual. Para superar retos que se incrementan en complejidad sin dificultad, tenemos que echarle agallas, y tenemos que decir que nos tenemos que superar y quitarnos en la vagancia si acaso tenemos algo, de nosotros.

Solo así ganaremos esto y perderemos esta inseguridad emocional que echa a perder a menudo nuestros planes más deseables. Deseables tanto para nosotros como para los demás, puesto que los demás también se pueden ver beneficiadas de nuestro buen trabajo.

Por lo tanto tu futuro empieza aquí y ahora, en este preciso momento. Si quieres perder esa parte de tu personalidad que tienes y que no te gusta, llámese inseguridad emocional, empieza a salir de tu zona de confort. Y verás como ganas en confianza y su felicidad.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.