Gestión del estrés: Técnicas para saber cómo canalizarlo

El estrés, por desgracia, se ha convertido en una constante en la vida de muchos. No es que tengamos tensiones, al menos no siempre, por problemas grandes que tengamos en la vida, sino que es el propio ritmo de vida que llevamos el que causa el estrés. Ciudades altamente pobladas, mucho tráfico, largas distancias para ir al trabajo, y eso quien tiene la suerte de tener uno hoy día, son algunas causas del estrés que hace nuestra vida más incómoda.

Todos los anteriores son factores que pueden provocar estrés, y también, además, las cargas de la vida familiar y laboral que también tiene su propia labor. Además luego ocurren cosas más infrecuentes en la vida de uno, como mudarnos a nuevo domicilio o un cambio importante en la familia, sea por enfermedad o, deseablemente, por el nacimiento de un hijo.

Sin duda no todo estrés viene por causas que son negativas, pero sí es cierto que es igualmente estrés y que, salvo que nosotros mismos lo busquemos, como por ejemplo para rendir mejor, normalmente no suele gustar a nadie. El estrés está muy asociado con problemas en la salud cardiovascular, junto también con la ausencia de hacer deporte, el sobrepeso, y el hecho de no llevar una dieta saludable.

Una vida cien por cien libre de estrés no creo que fuera buena, pero tampoco lo es una vida que tenga miedo a ese estrés. Muchas veces tenemos un poco de estrés que sencillamente ignoramos, a veces porque no sabemos cómo manejarla y otras veces porque pensamos que se pasará sola. Sin embargo, a veces sencillamente esta situación no remite así como así y no se va.

tecnicas para la gestion del estres

Técnicas para la gestión del estrés

Está claro es que una situación estresante no debe nunca empujar a tomar malas conductas para con nosotros mismos, Si ingerimos alcohol en exceso y aún más cuando tenemos estrés vamos por el mal camino. En cambio una cosa saludable, sería informarnos sobre cómo podemos gestionar el estrés y hacer un plan gradual y paso por paso para salir de la situación que, por desgracia, tanto nos estresa.

Hay que tener en cuenta que el estrés suele conllevar y traer consigo aumentos en la frecuencia cardiaca, rigidez muscular o problemas para dormir. También se sabe que el sentido del humor es una gran terapia para muchos tipos de situaciones. Así como la espiritualidad y la religión, que nos ayuda a encontrar el sentido a la vida.

De modo que nuestra primera tarea con el estrés tiene que ser reconocer que no estamos a gusto y que queremos cambiarlo. Cabe preguntarse, entonces, y buscar cuál es la fuente actual de nuestro estrés: ¿dónde está el foco?

Desarrollar nuestras habilidades de gestión y tolerancia a la frustración y al estrés puede ser útil. También escuchar nuestro cuerpo, si dormimos mal y no nos concentramos, si tenemos problemas de sueño y/o tensión muscular, puede ser que estemos sometidos a demasiado estrés.

evitar el estres

Evitar el estrés

Una de las mejores formas para evitar el estrés es aprender a delegar en otros algunas tareas que no podamos hacer, así como priorizar para dar más importancia a las tareas que más nos merecen la pena.

En situaciones de estrés, es el momento para poner a prueba nuestra resiliencia, así como la actitud positiva ante la vida. Es en estos momentos donde en otras personas hay flaquezas, cuando podemos incluso tratar de hacerlo mejor.

También hay que plantearse si las metas que nos hemos propuesto en la vida son sanas, O si, de lo contrario, llevan por un camino de mucha ansiedad y preocupación.

Por eso, intenta llevar una vida lo más sana que puedas y hacer todo el bien a la gente que te rodea, para evitar estar irascible con ellos. El estrés pasará si lo gestionamos bien y cambias tus prioridades, y volverás a una vida alegre.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.