Futuro: Cómo saber qué me depara

El futuro. Interesante cuestión esta y que sin duda muchos nos podemos hacer. En realidad a muchos, si no a todos, nos gustaría tener uno brillante y espléndido, y más aún, nos gustaría anticiparnos a él.

Esto vendría a suponer que conociéramos de antemano qué nos va a pasar el día de mañana y el día de pasado mañana, y así seremos felices experimentando la felicidad del que sabe que le va a ir bien.

Lamentablemente esto normalmente no es así, sino que la vida ocurren cosas tanto buenas como malas, tanto excelentes como muy malas. Y es así con lo que ocurre, que en realidad cuando queremos que pase algo bueno intentamos forzar lo intentamos incluso a convencernos de que lo vamos a conseguir.

Si bien por dentro nadie sabe exactamente qué le sucederá mañana, ni qué le depara el futuro en este día venidero.

Futuro Cómo saber qué me depara

Cómo saber qué me depara e futuro

Y hay un dilema, una cuestión muy importante para todos aquellos que se preguntan a veces que le deparará el futuro. Porque ¿cuál debe ser nuestra actitud ante el futuro?

Imaginad que sabemos que va a ocurrir y, si lo supiéramos de antemano, siguiéramos nuestro camino sin vacilación hasta que eso sucediera. Pero si cómo nos pasa a la mayoría, no sabemos que nos depara el futuro, entonces ¿qué actitud tomar ante la vida?

Esta es una pregunta muy filosófica pero que todos deberíamos hacernos alguna vez. Porque tenemos que tomar una dirección y un rumbo en la vida, y tenemos que saber cómo actuar para llegar donde queremos estar mañana.

Por otra parte pedir saber el futuro y lo que nos va a deparar el día de mañana, es algo así como pedir y garantías a la vida. Y eso no se puede hacer. No se puede hacer porque la vida es un regalo y a caballo regalado no le mires el diente, reza el refrán.

Cómo asumir el futuro

Cómo asumir el futuro

Por eso yo mismo pienso que la vida a veces es muy dura, porque a veces nos da golpes que no sabemos asumir con facilidad, sino al revés con mucho dolor y sacrificio.

Pero aún así debemos aceptar las cosas como vienen y preocuparnos solo del futuro para planear, aunque nadie sabe lo que nos va a pasar mañana. Es cierto que gente que dice que tiene el don de la profecía, y que puede a saber cosas que van a ocurrir a otros o a sí mismo siempre que esto beneficie a la comunidad.

Pero por otra parte, no es menos cierto que a veces podemos estar equivocados aunque sepamos por dentro que estamos en lo cierto, por lo tanto hay que tener responsabilidad y saber que nos podemos equivocar en estas predicciones de futuro.

Y así tener la actitud adecuada para afrontar con éxito los retos futuros, para hacer con energía lo que debemos hacer hoy, con una dirección y una visión puesta en el día de mañana.

Las buenas acciones influyen en nuestro futuro

Las buenas acciones influyen en nuestro futuro

Todo esto es sumamente importante, y aunque son elementos se mencionan por separado, deben ir todos juntos. Y hay que hace lo mejor uno pueda, y no pensar demasiado en los resultados del mañana.

Porque hay que hacer las cosas bien sin importar el resultado, y al final tarde o temprano en general nos irá mejor que si lo hacemos mal. Y esto ocurre también con nuestro estado de ánimo, con nuestra valentía para tomar decisiones, etcétera.

Por lo tanto no debemos preocuparnos en exceso por el mañana, sino vivir hoy pensando en nuestro destino de forma que hoy disfrutemos pero no dejemos de lado lo que puede pasar mañana que, en cierto modo, debemos intentar provocar nosotros. Aunque no podemos controlarlo al 100%.

Buscas:

  • como puedo saver qe me depara mi destino

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.