Estrés laboral: Cómo lograr combatirlo

El estrés laboral afecta a una gran parte de la población en España y no sólo aquí, sino también en Latinoamérica y en todo el mundo.

Lo primero de todo que hay que saber cuando nos enfrentamos a esta situación, es que aunque no es fácil manejarla hay gente que sí sabe y, aunque no siempre con facilidad, la situación se puede no sólo sobrellevar sino también vencer.

Cuando sufrimos estrés laboral, esto es debido a múltiples factores, entre los que se destacan los factores psicológicos o sociales, así como los factores económicos o de ambiente e higiene laboral o del trabajo.

Cómo se origina el estrés laboral

Cómo se origina el estrés laboral

Como decimos, son muchos factores de los que puede derivar este tipo de situaciones. Ya sea que nos encontramos estresados por tener una gran carga de trabajo, o que tenemos estrés debido a difíciles relaciones con nuestros compañeros en el trabajo, esto sin duda es algo que hay que prevenir antes de que derive en un burnout, por ejemplo.

Es algo, por tanto, no a evitar sino a hacer frente para que sea no algo en lo que dejamos de trabajar, sino un problema que abordamos a tiempo y que nos hace más fuertes. En efecto, una de las cosas más peligrosas en las que podemos entrar es entrar en una dinámica de estrés en la cual sintamos que no tenemos control sobre ella.

Por eso, de este modo, si vemos que podemos controlar estas dinámicas debemos sin duda hacerlo, porque de ese modo obtendremos y aumentaremos nuestra maestría sobre la situación y logremos sentirnos más en paz con ella.

Porque de otro modo, ¿cómo podemos sentir que podemos acabar con esta situación estresante? De ningún modo. Por eso es importante poner medidas para parar aquellos que nos viene encima, y llevarlo a buen puerto a tiempo antes de que la situación se vuelva poco tolerable.

Cómo manejar el estrés laboral

Cómo manejar el estrés laboral

Porque mucho tiene que ver el hecho de que, a veces, la situación no sabemos manejarla, y de ese modo lo que puede suceder es que vaya a más y más y, ante nuestra pasividad, por no saber cómo arreglarlo, acabe con nosotros laboralmente, llevándonos a la baja.

Por eso no es algo a evitar, algo de lo que tener miedo, sino sencillamente algo que pongamos todo nuestro empeño en superar con herramientas que hemos adquirido en el transcurso de nuestra vida.

Herramientas ya sean psicológicas o estructurales del trabajo para compartimentalizar nuestra situación y poder manejarla. Como dice el proverbio, «divide y vencerás».

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.