Esquizofrenia: Aprende más sobre esta patología

La esquizofrenia es un trastorno o una patología que tienen lugar alrededor de en un 1% por ciento de la población general. Hemos podido naturalmente conocer de esta enfermedad, y si bien ésta se ha desarrollado a lo largo de toda la historia de la humanidad, ahora empezamos poco a poco a saber cómo manejarla.

A nadie le gusta recibir este diagnóstico: esquizofrenia. Es más, uno se puede quedar petrificado cuando le dicen que tiene esta enfermedad que tan devastadora puede llegar a ser, para la vida de las personas.

Es una enfermedad muy limitante, aunque después hablaremos de los factores positivos de la esquizofrenia, porque los tiene. Y todo esto es así como que las personas que tienen una esquizofrenia muy activa o muy severa, en realidad necesitan depender de alguien para vivir, lo cual aunque no tiene por qué ser todo negativo, pero que en general no gusta a nadie.

Qué es la esquizofrenia

Qué es la esquizofrenia

La esquizofrenia se caracteriza por síntomas positivos y síntomas negativos. Estos síntomas pueden ser desde tener ilusiones de que alguien nos vigila, o incluso de que hay cámaras de video grabándonos en nuestra habitación.

Pero además, también hay otras ilusiones como que en nuestra familia o en nuestros entornos laborales hay gente que quiere conspirar contra nosotros, y también que el mundo nos vigila y está en contra nuestra.

Sin duda, gracias a la medicina y a la revolución de la ciencia que ha tenido lugar en las últimas décadas, podemos hablar de grandes progresos en la esquizofrenia. Así lo corroboran muchas asociaciones que están saliendo al hilo de esta enfermedad, que no hacen sino ofrecer apoyo y soporte tanto psicológico como social, a través de psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales.

Estas agrupaciones son muy útiles para la gente que tiene esquizofrenia, porque de este modo pueden asociarse, ver más gente en su situación y saber que, por supuesto, no están solos. Pero vamos con algunos aspectos curiosos que tal vez nadie había pensado de la esquizofrenia.

Cómo se origina la esquizofrenia

Cómo se origina la esquizofrenia

La esquizofrenia tiene lugar en forma positiva o activa a través de brotes psicóticos. Un brote psicótico es cuando nuestra mente se disocia de la realidad, es decir cuando se nos va la cabeza y vivimos una realidad propia, que sencillamente no existe más allá de nosotros.

Es algo así como cuando un avión despega. El avión está en la pista en contacto con la realidad pero cuando nuestra mente despega y se separa de la realidad, y nosotros no somos conscientes de ello, estamos teniendo un brote psicótico con consecuencias, a menudo, tranquilas pero imprevisibles.

Por otra parte no hay que dejarse llevar por el estigma de la esquizofrenia, a través del que algunas personas sin cultura piensan que el esquizofrénico es todo aquel que comete asesinatos y que luego sale en televisión, en la noticia del día o en sucesos.

No hace falta decir que si un 1% de la población es esquizofrénica, esto sencillamente no tiene sentido porque un 1% de la población tendría que estar cometiendo asesinatos a diario para que esto se cumpliera, con lo cual esta evidencia no es científica.

La parte positiva de la esquizofrenia

La parte positiva de la esquizofrenia

Además, hay gente que encuentra una parte muy positiva a la esquizofrenia, a través de por ejemplo la Teoría de la Desintegración Positiva del psiquiatra polaco ya fallecido Kazimierz Dabrowski.

Este psiquiatra polaco, que también fue jurista y que emigró desde Polonia a universidades de los Estados Unidos el pasado siglo, detectó cómo en el transcurso de la vida de algunas personas, había personas que sufrían un brote psicótico, pero que nunca llegaban a desarrollar la esquizofrenia.

Y es que su Teoría de la Desintegración Positiva hablaba de que a veces, existía tanto conflicto interior en algunas personas, que de tanta tensión daba lugar a estos resultados del brote psicótico.

Y también queremos hablar de algunos factores que ayudan a desarrollar la esquizofrenia, como factores de prevención para no llegar a estos lugares en nuestras vidas.

Factores que desencadenan la esquizofrenia

Factores que desencadenan la esquizofrenia

Por ejemplo, el consumo de drogas, como cannabis u otros pueden hacer que juguemos a una ruleta rusa genética, en el sentido de que si tenemos predisposición a sufrir esquizofrenia no hacemos más que comprar papeletas, para que se desencadene este proceso en nosotros.

Además, se piensa que en familias en las que existen factores disfuncionales de funcionamiento, o de roles entrecruzados entre padre y madre o intercambio de roles entre nuestros progenitores, es más fácil que desarrollemos este tipo de lo que antes se conocía como locura.

Pero otra buena noticia, además de la del psiquiatra polaco Dabrowski, que él lo veía todo con esperanza como un proceso de crecimiento interno, hoy podemos saber que gracias a la medicina actual existen muchos medicamentos que eliminan los síntomas casi por completo, y nos permiten llevar vidas muy normales.

Es una gran ventaja. Por lo tanto existe esperanza para las personas con esquizofrenia, que a lo mejor tendrán que desarrollar hábitos saludables como los que ofrece el libro «FIT-Repetición: creación de nuevos hábitos saludables», pero que a la vez serán personas más disciplinadas y perseverantes en la vida si mantienen a raya su enfermedad.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.