Escucha activa: De esta forma puedes desarrollarla

La escucha activa es un tipo de escucha que se puede definir también como intencional. Cuando escuchamos activamente no sólo ponemos el oído, o la oreja por el aparato auditivo, también ponemos la atención en el proceso de escucha o de comunicación.

Cabe destacar que también se incluye, dentro del concepto de comunicación, el mero hecho de hablar del término escucha activa. Porque aunque es cierto que muchas veces sencillamente nos limitamos escuchar, en rara ocasión la comunicación va en una única dirección.

Por lo tanto podemos empezar a decir que se trata, la escucha activa, de una parte del proceso comunicativo. Esto, que no está valorado por ninguna disciplina científica, es una opinión personal que puede ser de valor tal vez para alguien.

De qué se trata la escucha activa

De qué se trata la escucha activa

La escucha activa tiene lugar cuando no sólo nos limitamos a escuchar, es decir a obtener el sonido en nuestros oídos y nuestra mente. Hablamos en resumen del mensaje de la otra persona que nos quiere decir, transmitir o comunicar, y del que también además intentamos extraer conclusiones, y preguntas sobre el tema del que se nos está comunicando algo o hablando.

Por tanto la escucha activa puede ser especialmente importante en determinados ámbitos, como en las ventas, el mundo de la empresa, en la familia por supuesto, y en el de la educación. Cuando yo escucho a alguien de manera activa no sólo me limito a escuchar los sonidos que esta persona por este medio produce, como hemos dicho.

También intento llegar a un aprendizaje. O a extraer conclusiones. Cuando alguien me comunica algo intento hacerme preguntas dentro de mi mente, para intentar indagar más aún sobre la información que se me está transmitiendo.

La retroalimentación en la escucha activa

La retroalimentación en la escucha activa

Además, hablamos también de que suele existir una retroalimentación. Esto es, cuando escuchamos de manera activa tendemos a contestar con preguntas para intentar extraer más información de la que nos han dado.

Todo esto por el mero hecho u objetivo de tener una mejor forma de obtener conclusiones de la conversación que se nos está ofreciendo. Es decir, de saber más en otras palabras. Es por eso que cuando escuchamos de manera activa es importante saber que no somos un mero objeto al que se le está hablando, sino que somos un sujeto activo.

Es decir alguien que tiene capacidad para hacer preguntas a su vez de lo que le están diciendo y lo que está escuchando. Incluso la persona a la que escuchamos, imaginamos, el hecho de que le hagamos preguntas le puede gustas ya que demuestra interés por la conversación o por la comunicación que se nos está dando.

Por lo tanto la escucha activa es muy importante, y cualquier otro tipo escucha que no es activa, implica un menor grado de atención y de intencionalidad a la hora de captar el mensaje que se nos transmite.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.