El Tiempo Lo Cura Todo ¿Cual Es Tu Experiencia?

Muchas veces habremos escuchado algo así como el tiempo lo cura todo. Luchamos por nuestras metas y muchas veces, las conseguimos. Así es, esto no debería sorprender a nadie. En realidad no es que sea fácil, pero tampoco es tan difícil conseguir cierto nivel de logro.

No obstante, hay también ocasiones en las que no sólo no conseguimos lo que queremos, sino que además tenemos malas experiencias. Por supuesto no se trata de dramatizar ni de hacer peor lo que ya de por sí es malo.

Pero también hay que tener en cuenta que no siempre son todo buenas noticias, e incluso lo que es más, muchas veces las malas noticias no son excepciones que confirmen una regla.

Por ejemplo yo, en la búsqueda de la felicidad quería tener un tipo determinado de amigos, de amistades que llenaran en cierto modo los deseos de mi alma: de mi corazón. Después no solo me di cuenta que estas personas no me llenaban, sino que encima se portaron mal conmigo.

El tiempo lo cura todo

Cómo el tiempo lo cura todo

Por lo tanto, muchas veces tenemos las malas experiencias de recibir lo contrario a lo que buscamos, a veces incluso de forma radical y potente. Entonces nos queremos reparar, y ser mejores de lo que éramos, a través del crecimiento personal gracias a una experiencia que ha sido mala.

Y hacemos esto porque muchos de nosotros tenemos el impulso de transformar las cosas malas de nuestra vida en cosas buenas. Otras personas lo que hacen es transformar lo que tienen malo en peor, portándose peor de lo que ya se portaban con los demás.

Pero muchos de nosotros hemos descubierto un método mejor, que es portarnos mejor de lo que nos portábamos incluso cuando se han portado peor con nosotros de lo que queríamos.

Sin embargo si queremos ayudar a la gente hay que saber que también tenemos que curar nuestros dolores, y nuestras heridas. El tiempo lo cura todo, eso dice mucha gente, incluso psicólogos y especialistas.

La fórmula de la felicidad

La fórmula de la felicidad

No les falta razón, pero tal vez les falta explicar qué significa «tiempo» y «curarlo todo». Porque desde mi punto de vista el tiempo de por sí no cura nada. Lo que sí cura es la actitud que tenemos ante los acontecimientos adversos que sufrimos y que tenemos que vivenciar.

Por eso la fórmula de la felicidad en cuanto curar las heridas, no puede ser tan sólo «el tiempo lo cura todo», puesto que aquí falta una gran explicación que da sentido a todo.

De lo que se trata es de trabajar con nuestros pensamientos, con nuestra cognición, transformando ideas que nos duelen porque son irracionales en ideas mejores, adaptativas y sanas.

Si yo por ejemplo pienso que soy un estúpido por lo que he hecho con mi mala experiencia, sin duda me sentiré peor, y después seré a su vez peor con el resto.

Actitud ante la adversidad

Actitud ante la adversidad

Pero si en vez de decirme a mí mismo que soy un estúpido, digo que he tenido mala suerte y que además me he confundido, teniendo que arreglar después lo mal que he hecho, ayudaré a que el tiempo lo cure todo.

Porque mejoraré y no me va a volver a pasar más probablemente, esta misma situación. Por eso el hecho de que el tiempo lo cura todo es un fenómeno de «manos a la obra», es decir, se trata de ponernos a trabajar sobre nuestras metas, y no simplemente decir a la gente que las cosas se arreglan solas porque esto no es así.

Puede pasar y pasa que muchas veces se arreglan los problemas trabajando en ellos, pero que, a la vez, apenas somos conscientes de poner esfuerzo en arreglarlos. Por eso decimos esa frase mítica, pero en realidad hay que trabajar cada cosa y cada idea hasta que no nos haga mal sino bien. Y nos ayude adaptativamente.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.