El arte de memorizar: Una actividad que levanta pasiones

El arte de memorizar es una actividad que levanta muchas pasiones en algunas personas, pero que causa rechazo en otras tantas. Esto es así porque memorizar conlleva un esfuerzo. Además, memorizar es a menudo una tarea muy rutinaria y a veces monótona.

Incluso dura se podría decir, dependiendo de lo que sepamos sobre la materia que estamos estudiando. Hoy en día en las escuelas nadie habla de memorizar. Muchos piensan que no sirve de nada en una época en la que tenemos toda la información al alcance de un clic en el ordenador.

El arte de memorizar

El arte de memorizar

Pero memorizar sigue siendo por lo menos igual de útil que lo que era antaño. Memorizar es muy importante porque a través de la memoria podemos recuperar información que tenemos almacenada en nuestra conciencia. Siempre podemos recuperar esa información cuando la necesitamos, ya sea para un trabajo académico, para contar una historia a alguien o para incluso encontrar placer y deleite en datos que nos hacen ilusión recordar.

La alineación de la final de la copa de Europa en la que ganó nuestro equipo favorito, los nombres de todos los asistentes que vinieron a nuestros 15º cumpleaños, los animales que más nos gustan junto con sus nombres científicos en latín, todos estos son ejemplos de datos que podemos recordar por el mero hecho de recordarlos.

Por puro placer y por amor al arte. Eso no significa que memorizar siempre sea una tarea bonita. Es más, para muchos es una tarea que provoca tedio y aburrimiento, incluso causando somnolencia en algunas personas. Pero memorizar visto de otro modo puede ser también un reto.

Una disciplina

Una disciplina

Un reto positivo el que pongamos al alcance de nosotros mismos, todas las herramientas para crear disciplina y confianza en que somos capaces de lograr lo que nos proponemos. Porque memorizar no siempre es una tarea fácil. Es más, a veces es muy repetitivo porque la memoria requiere repetición.

Y no todo el mundo tiene ganas de repetir cosas mecánicamente que es como se memorizar. Un por supuesto existen técnicas novedosas de memorización muy ingeniosas. Pero desde mi punto de vista no existe sustituto de la forma antigua de memorizar, que es algo que pienso que no deberíamos perder nunca, ni en las escuelas ni en la vida.

Porque además de la disciplina que queda en nosotros, nos hace más eficaces como ya he comentado a la hora de realizar ciertas actividades. Y además generar la confianza en nosotros mismos de que somos capaces de hacer algo que no todo el mundo está dispuesto a hacer, pero que sin embargo es bueno.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.