Discusiones De Pareja

Cuando hablamos de una relación de pareja no pensamos nunca en las discusiones que se pueden generar por celos, comportamientos o cosas tan únicas como durante el embarazo. Esto se cumple especialmente cuando proyectamos a nuestra futura pareja en el momento de estar solteros.

Porque nadie piensa en la indigestión que se coge uno antes de ponerse a comer una tableta de chocolate. De hecho piensa primero en lo buena que va a estar y luego ya, si acaso, pensará en las consecuencias de la indigestión. ¿Discusiones de pareja?

Realmente una relación en pareja no se parece en nada a una indigestión, ni siquiera cuando nos va mal. Pero el proceso psicológico que acompaña a este ejemplo que he mencionado sí que puede parecerse algo más.

Yo he estado soltero muchos años y recuerdo lo que es proyectarse con una pareja en el futuro de una forma positiva. De hecho, a veces, si soy sincero uno tiende a idealizar las situaciones, que luego no son malas en sí, pero sí que sencillamente traen complicaciones que uno no contaba con ellas.

Normalmente, cuando hablamos de relaciones entre seres humanos hablamos de relaciones complejas, dinámicas y variables. A las nadie le regalan nada y en la vida hay que pelear hasta, incluso, por respirar.

Por mantener un vínculo sano con nuestra pareja, especialmente si es un matrimonio tenemos que estar alerta de no sobrepasarnos en los pequeños detalles, como cuando nos enfadamos por tonterías que son fácilmente evitables causando así malestar en la relación.

Mejor es ceder a tiempo que pelear cada minuto del día por luchas que no tienen sentido ni beneficio alguno. ¿O acaso no es así como muchas parejas se rompen, por discusiones que en sí mismas no llevan a ninguna parte?

En realidad un poco de aire fresco viene bien a cualquier pareja y, a veces, las discusiones pueden traer ese aire fresco después del tornado que venga con la pequeña pelea.

El tornado, que no debido a discusiones fuertes, sino a que algunos miembros de la pareja pueden ser sensible a estas discusiones o haber diferencias interculturales entre ambas partes, por ejemplo. Estas discusiones hacen que sea necesario evitarlas aunque no así evitar la comunicación entre los miembros de la pareja.

discutir parejas

Solucionar Y Evitar Las Discusiones Con Tu Pareja

Por ejemplo: si hay algo que me molesta pero sé que es una manía mía ¿por qué no iba a ser mejor que me calle? Porque de hecho probablemente lo es, y lo que debemos hacer en todo momento es tratar de universalizar nuestros valores con nuestra pareja, para que nuestras manías no queden impresas en nuestra relación.

Por lo que vamos a comenzar a preguntarnos por qué discuten algunas parejas, como se puede corregir o solucionar, pero no sin antes recordar que la mayoría de las discusiones son evitables o mal entendidas, y que partiendo de esa base se pueden afrontar mucho mejor de lo que lo hacemos, sin echar la culpa al otro.

Un factor que es muy importante, éste de culpar a la otra parte, porque el ser humano a veces juega con la culpa e intenta siempre echar balones fuera con ella. Aunque en cierto modo sentimos dentro que nosotros somos personas auténticamente buenas que intentamos hacer siempre todo bien, por lo que no deberíamos ser nunca culpables en una discusión, lo cierto es que aunque no nos demos cuenta tenemos cosas que nos hacen actuar mal sin que nos percatemos.

Cómoa afrontamos esto también juega un rol fundamental a la hora de evitar o ubicar los problemas y de decir que sí, que nosotros también lo hemos hecho mal y que no hay tanto de malo en ello ya que estamos aquí para aprender, no para ser perfectos.

En realidad si no aceptamos esas culpas, entre comillas, que llamo así para mostrar que son cosas que están mal para la otra parte, nunca podremos aprender nada porque nunca habremos sido lo suficientemente humildes como para aceptar que hemos hecho algo mal, pero que tenemos capacidad de rectificar, reponer el daño y no volverlo a hacer aprendiendo de ésta situación una buena lección.

acabar con los conflictos

Acabar Con Los Conflictos

Entonces, como decíamos, vamos a ver por qué suelen discutir las parejas más de la cuenta.

Algunas de las razones por las que discuten las nuevas parejas que se forman o las que llevan más tiempo son la falta de respeto, o el hecho de comportarse de manera irrespetuosa con el otro.

La indiferencia hacia lo que le pasa a la otra persona puede ser otra negligencia nuestra. La Insensibilidad, finalmente, también es negativa en especial cuando es hacia lo que la otra persona pueda pensar, o acerca de los efectos que podamos causar con nuestras palabra o actos.

Estas son las cosas que hemos mencionado son bastante duras de aceptar, porque aunque con amor todo se puede hacer si persisten pueden causar graves daños en la relación.

Por ejemplo, ¿os imagináis tener a alguien al lado a quién faltamos el respeto con palabras, o con actos? Si la persona que comete el error no se da cuenta está bien, se le puede decir y corregirlo de una sola vez para que no vuelva a ocurrir, olvidando de esa manera, entonces, lo que ha pasado.

Pero, por otro lado, lo que es cierto es que si la otra persona sabe lo que hace y pone cualquier excusa a su comportamiento, de tal forma que evite arreglarlo estamos ante un gran problema. Nosotros no somos quién para juzgar, porque siempre para juzgar está Dios que nos verá a todos algún día las caras.

Discusión De Pareja: Superando Las Peleas

No obstante, aún así desde esta perspectiva el problema no está arreglado ya que aparentemente, sentimos que nos faltan el respeto y eso incómoda, y mucho, a una pareja. Algunas de las soluciones para superar estas peleas pasan, por ejemplo, en que la otra persona madure y se de cuenta de que su comportamiento de niño no lleva a ningún lado bueno.

Además, faltar el respeto denota que no se tiene tampoco respeto hacia uno mismo, ya que si uno tuviera respeto hacia uno mismo no faltaría al respeto a nadie, precisamente, porque de respetarse a sí mismo aprendería también a respetar a los demás ya que no existe la una sin la otra.

Otra de las cosas que hemos dicho es la indiferencia hacia lo que puede pensar una pareja de nosotros, hacia nosotros o de la vida en sí mismo. En otras palabras, ignorar a la pareja. Si bien el odio es también una ausencia de amor sano o positivo, la indiferencia es peor porque ni sentimos ni padecemos por lo que le pasa a nuestro “teórico” ser querido.

Esa falta es muy grave ya que nuestra pareja se da cuenta de que, para nosotros, ella o él no es nada, y que podemos convivir existencialmente con el día a día de sus sentimientos, emociones, pensamientos o sucesos que ocurren en su vida.

superando las peleas en pareja

Pienso que está feo ignorar a nuestra pareja porque ella aunque a veces también se puede comportar mal y que, probablemente podamos atribuirle muchas faltas, como probablemente ellas a nosotros también, con mal no se arregla nada sino que al revés, se estropean aún más las cosas.

¿Discusiones Diarias Y Constantes Con Tu Pareja?

El odio y el resentimiento, así como el rencor, no llevan a absolutamente ninguna parte, y cabe destacar que probablemente si tenemos problemas con nuestra pareja el hecho de algún día tuviéramos otra pareja distinta no significaría que no fuéramos a repetir los mismos errores. Probablemente lo haríamos.

Por tanto conviene ser realistas, nuestra pareja es la que es y por los motivos por lo que es, con lo cual no hay que pensar en salidas que puedan llevar a repetir los mismos errores, sólo que aún yendo a peor en la vida, qué es no siendo capaz de mantener ni una sola relación estable.

Por otra parte la insensibilidad hacia nuestra compañera de vida o hacia nuestro compañero, en su caso, también es un criterio muy malo a seguir porque eso hace que de nuevo nuestra pareja se sienta incómoda, por lo que como queremos estar bien con ella si no somos capaces de darnos cuenta de sus necesidades, las más auténticas y verdaderas para ella, que no son otras que la respetemos y la valoremos como es.

Es verdad: en la vida hay mucho idiota que intenta estropear nuestros planes, pero convirtiéndonos nosotros también en un bully no vamos a arreglar nada, como si no hubiéramos estropeado con los ejemplos anteriores las cosas lo suficiente. Es bueno ser humilde, es bueno tener corazón, es bueno darse al otro, y es bueno reprochar al otro todo lo que nos pasa en la relación que tenemos con esa persona.

Hay muchos libros de los que se pueden sacar conclusiones sobre cómo llevarnos con nuestra pareja bien, del mismo modo que hay personas más y menos formadas para estos propósitos que otras, puesto que influye mucho la educación que hemos recibido de pequeños.

Aunque, para ser justos, hay que destacar que esta educación que hemos recibido no tiene por qué marcar nuestro futuro, si nosotros no queremos. De echo nuestro pasado apenas influye a nuestro futuro, porque sólo va a influir en nuestro futuro si somos nosotros los que elegimos que influya. Y me explico.

Estoy hablando de lo que es una discusión en pareja, y os estoy hablando también de lo que significa que en este mundo no todas las parejas son buenas. Vosotros probablemente estáis aquí leyendo esto, porque queréis saber cómo evitar las discusiones de pareja pero yo, os puedo decir solo consejos, porque todo depende de vuestra actitud.

Superar Las Discusiones Pareja Dialogando

Si tenéis una buena actitud, es decir, conciliadora y fuera de todo resentimiento y rencor, todo será mucho mejor aunque tengáis también discusiones. Como digo será mejor que si tenéis una actitud a la defensiva, de reproches, y jugando como si vuestro compañero o compañera de vida fuese una especie de enemigo.

superando las peleas en pareja

Porque es verdad, todos sabemos que en esta vida hay poca gente buena si acaso la hay, puesto que todos somos seres humanos que nos equivocamos mucho y eso, desde mi punto de vista, nos hace más mediocre de lo que pensamos aunque a nadie le guste leer estas palabras.

  • Yo pienso así, y no lo digo con saña, ni lo digo con malestar en en mí. No lo digo con ningún problema que tenga hacia nadie, sino que sencillamente lo digo porque pienso que es la verdad.
  • Ahora que queremos evitar con las discusiones de pareja, ¿qué es lo que hay entre líneas?, ¿qué es lo que trasciende ese concepto y nos lleva a otra cosa más universal y profunda?
  • Lo que queremos, supongo todos, es mantener una relación estable, a largo plazo, y duradera, y que nos haga sobre todo felices. Pero esto a la vez nos deja en otro dilema, si queremos ser felices nosotros, o nuestra pareja, o los dos juntos como pareja.

Imaginaos lo siguiente en una de las típicas discusiones y problemas de pareja, yo pienso que quiero ser feliz y por eso me busco una pareja, pero junto a mi pareja me doy cuenta que estamos llenos de errores y que, en sí, no me hace feliz. ¿A quién no le ha pasado eso alguna vez, por lo menos algún día, que haya pensado que las cosas no iban bien porque nuestra pareja no era como parecía ser?. Yo pienso que eso me ha pasado a mí y pienso que si no os ha pasado a vosotros,que leéis éste artículo, en realidad no lo habéis pensado bien.

Porque nadie se puede llevar bien con nosotros mismos mejor que nosotros mismos, ninguna persona puede sustituir la relación que tenemos nosotros con nosotros mismos porque somos, quién se conoce mejor a uno y con quién más compatibilidad tenemos. Es nuestra relación con Dios lo que más importa y, lo demás, es secundario.

Aprende A Parar Las Discusiones

Por eso, ¿quién queremos que sea feliz nuestra pareja o nosotros que nos vamos a decepcionar rápido de nuestra esposa o novia? Si habéis pensado bien, la única forma de verdad de ser felices nosotros mismos no es centrándonos en nuestra felicidad, sino en la de nuestra pareja, porque está claro que nuestra felicidad así nunca la vamos a lograr, sólos.

Esto es una paradoja pero ya lo dijo Jesús, que quien quiera perder su vida la ganará y que quiera ganar su vida la perderá, a lo mejor nadie de vosotros que estáis leyendo esto lo habíais leído alguna vez, pero yo os lo puedo explicar.

discusiones de pareja constantes durante embarazo

A la hora de aprender a parar las discusiones con tu pareja se trata de que sólo podemos ser verdaderamente felices orientados hacia los demás, porque si no, en otro caso, como somos seres deficitarios y falibles a quienes siempre nos falta algo, aunque tengamos todo así nunca íbamos a lograr ser felices de una vez.

Por lo tanto dicho así se puede decir que nuestra felicidad está en los otros, porque sin los otros no puede haber una felicidad completa. Claro, ahora alguien me lee y dice pero ¿cómo puedo ser feliz en los otros si sólo puedo pensar en mí y cuidarme a mí y no puedo encontrar la felicidad del otro?

Esa es sin duda una sabia y sana pregunta, es cierto, nosotros en realidad tampoco podemos hacer feliz al otro. Me ha gustado esta forma de pensar porque nos hemos dado cuenta que no podemos ser felices sin el otro, ni podemos tampoco hacer felices al otro, y que si queremos hacer felices a nosotros mismos a la vez debemos intentar mirar al otro, e intentar hacerle feliz, cosa que – sabemos – no podemos de forma absoluta.

Discutir Es Natural Si Se Hace De Forma Positiva

Entonces para dejarlos en paz concluímos así en cuanto a las discusiones de pareja poner todo el amor que podáis en vuestros hogares, nunca levantes una palabra más alta que la otra. Sé amable siempre incluso cuando hayáis dormido media hora en toda la noche y no tengas ganas de hablar con nadie.

Poned siempre la segunda mejilla que ya Dios pondrá las cosas en orden, y al final si hemos sido tranquilos Dios nos juzgará y nos dejará ser felices toda la vida en el cielo.

Sé que en los países ricos de hoy en día, los occidentales hace mucho que dejamos a Dios a un lado. Ya no nos importa más. Pero en los países musulmanes son mucho más religiosos que nosotros, así como en Asia, en el sudeste asiático, y nosotros hemos dejado a Dios directamente de lado y nos va a ir muy mal, lo auguro.

discusiones tipicas pareja

Pero no lo auguro porque sea más listo que nadie sino porque es «de cajón», cuando se deja a Dios a un lado el que acaba en un lado de la cuneta somos nosotros. Nos estrellamos.

Así que por tanto, como digo en las discusiones de pareja, el amor es lo que siempre cuenta y siempre seremos juzgados en el amor, siempre. Hagamos lo mal que hagamos algunas cosas, aunque no le guste a otros. Al final la moneda de cambio de esta vida es el amor y no hay otra posible.

Da igual si roncas, da igual si haces cosas mal, si escribes mal, si te vistes mal, si eres guapo o listo, alto, tonto o feo o bajo: con la pareja que tengamos lo único que le contará a Dios es el amor que ya hemos puesto.

No siendo melosos, sencillamente dando bien por mal, que es la verdad de la vida de la que hablaba Jesús y de la que quiero hablar es el presente artículo. Si necesitas un test pareja estate atento a las próximas publicaciones