Autismo infantil: Conoce más sobre esta condición

Cuando hablamos de las posibilidades de sufrir trastornos infantiles en nuestra familia, una de las preocupaciones de muchos futuros padres son algunas tipologías de autismo infantil.

Un trastorno que limita en gran medida el desarrollo emocional, cognitivo y social de los pequeños.

Esto es, estando este trastorno directamente relacionado con la capacidad de comunicarse, incluso a edades muy tempranas ya se puede decir si un niño padecerá o padece autismo infantil.

Este trastorno, que se cree según diversos estudios que afecta desde un 0,5 hasta 2 o 3 niños por cada 1000, es sin duda un dilema vital.

Qué es el autismo infantil

Qué es el autismo infantil

Un dilema vital porque nos plantea cómo puede ser que un niño tan pequeño y tan “rico”, como se suele decir, ya viene a nuestro mundo con tantos problemas.

Por supuesto, el amor y el apoyo son clave y no hace falta decirlo.

Pero la verdad es que con estos niños con tan pocas habilidades empáticas, puesto que las tienen muy poco desarrolladas, no es fácil que aprendan a percibir cómo se sienten los demás.

Por lo tanto con ellos hay que saber relacionarse de otra manera. Se cree el autismo infantil puede ser consecuencia directamente del entorno en el que viven los niños, y de cómo choca por decirlo con la personalidad de nuestro pequeño.

Cómo se origina el autismo infantil

Cómo se origina el autismo infantil

Si bien no se sabe si esto último es cierto, también hay teorías que dicen que son deficiencias químicas o incluso cognitivas, teoría esta última que tampoco parece tener demasiados estudios que la demuestren.

Existen diversos grados de autismo infantil, como el trastorno autista, que es lo más profundo de todo el espectro del autismo, y que es el que casi todo mundo conoce cuando hablamos de autismo infantil.

Después está el autismo regresivo, que quiere decir que al principio nuestro pequeño se desarrolla con plena normalidad, pero a partir de cierta edad, como a partir de los 3 o 4 años de edad, empieza a perder habilidades adquiridas y se torna en un autismo en el pleno sentido de la palabra.

En última instancia existe un autismo llamado de alto funcionamiento, que es el autismo en el que nuestro pequeño funciona bastante bien, o relativamente bien, dentro del espectro del autismo con el mundo exterior.

Cómo influye en la vida

Cómo influye en la vida

Es en este último caso que describimos cuando el pequeño funciona a nivel normal en aspectos como la cognición y el lenguaje.

Esto le permite en muchas ocasiones asistir al colegio como cualquier otro niño. Sin embargo hay que saber que las necesidades de nuestro pequeño a nivel emocional pueden verse comprometidas.

Esto puede venir porque como no son capaces de representar en su mente cómo se sienten los demás, pueden tener problemas de comunicación y en las relaciones con sus iguales.

Cómo manejar un niño con autismo

Cómo manejar un niño con autismo

Por todo ello es importantísimo y vital darles todo el cariño que necesitan, porque aunque tengan este espectro autista no significa que no sientan ni padezcan, puesto que de hecho sienten y mucho.

Por eso antes de diagnosticar el autismo, debemos observar bien y acudir al médico. En caso de que tenga alguno de estos síntomas, habrá que tratarlo con una filosofía que nos enseñe aceptar que en la vida nos puede venir de todo.

Dicho esto lo único que queda es el amor con el que tratemos a nuestro hijo, que es la verdadera vara de medir por la que tenemos que juzgar nuestro comportamiento con nuestro pequeño.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.