Atraer dinero: Conoce las mejores formas para lograrlo

A menudo pensamos que necesitamos bastante dinero para cubrir nuestros gastos personales, familiares o de empresa. No obstante, vivimos en una sociedad en la que constantemente nos meten por los sentidos que necesitamos mucho dinero para prosperar y ser felices. Aunque todavía queda gente que no lo ve así.

También depende mucho de que vivimos en un sistema capitalista o postcapitalista, ya no sé qué decir. Y sin dinero no eres literalmente nadie en muchas partes, como en un hospital de la empresa privada, o como en una tienda, por poner otro ejemplo. Tener dinero es necesario, eso no cabe duda y no lo voy a poner en duda tampoco porque no entra al caso.

Tenemos que comprar una serie de cosas a lo largo de nuestra vida, y la mejor moneda de cambio que se ha descubierto hasta ahora en la historia es el propio dinero, ya que el trueque ofrecía una se debe incomodidades que lo hacían muy poco practicable en algunos casos, y en la actualidad con la sociedad compleja en la que vivimos, sería de verdad poco recomendable emplear el trueque en la práctica mayoría de las situaciones.

De modo que así es, el dinero equivale a decir yo he trabajado tanto para tener tanto y vendértelo, tu ahora trabaja tanto para darme a mí lo que necesito a cambio. Pero como no siempre es fácil comprar e intercambiar mercancías diferentes a la hora de un trueque, por lo que el dinero es la moneda de cambio perfecta ya que es aceptada por todos y con ella se puede medir las cantidades de forma muy ajustada a como en realidad son.

Atraer dinero

Atraer dinero

Por eso está bien tener algo de dinero sí, es cierto, como he dicho no lo voy a poner en duda. Y por eso tienes que trabajar o ahorrar o montar una página web, o seguir este blog para seguir consejos sobre cómo conseguir más dinero para tus gastos.

Pero no creo que sea lo más recomendable que te pongas enfermo por tener más y más dinero aun a riesgo de tu familia, o de tu salud. No serías el primero ni tampoco el último que lo hace, pero eso no significa que sea aceptable, ni bueno ni que deje de ser evitable porque lo es. Es evitable tirar la vida por la borda por el dinero.

Pero hay también un factor del que hay que estar al corriente que es la prosperidad personal, lo que se podría definir como el índice de prosperidad personal que, aunque no es un índice literalmente dicho, porque no ponemos ningunas cuantías en ellos, si nos puede ayudar a comprender que se puede medir nuestro grado de prosperidad en cierto modo y no siempre por valores puramente o estrictamente materiales.

Porque vivir en la abundancia no significa siempre tener mucho dinero, se puede de hecho vivir en abundancia tenido más bien poco o incluso estando desempleado, porque es una cosa que está por dentro de nosotros y no fuera. Cuando imaginamos una vida feliz la imaginamos con toda clase de deleites para los sentidos y placeres, para todos los gustos, todo tipo de bienes materiales que nos traen prosperidad y que dan un sentimiento ilusorio de seguridad en la vida ya que pensamos, como tenemos dinero, podemos alcanzar la seguridad máxima en el mundo. Y no es así.

Cómo lograrlo

Cómo lograrlo

La ley de la naturaleza es más fuerte que eso, y precisamente esa misma ley natural o de la naturaleza nos da también la opción de crear nuestra propia prosperidad personal independientemente, en su práctica mayoría, de lo que tengamos de bienes en realidad.

Así es como ocurre que gente con muy pocos recursos se siente muy feliz, y gente con muchos recursos sólo quiere tener más y más y nunca está contenta. Es uno de los efectos de poner al dios don dinero por delante de todo los demás, que nunca tenemos suficiente y nos sabe siempre a poco lo que tenemos. Me dirás que bueno, no está tan mal. Porque si siempre me sabe a poco lo que tenemos siempre buscaré más, y de ese modo nunca me faltará dinero.

Sin duda vuestro argumento, el hecho de que pienses así tiene su parte de lógica, pero es equivocado pensar que como vas a tener dinero siempre te vas a sentir tranquilo por él, ya que hay multitud de factores que no dependen del dinero para nada o prácticamente para nada.

Una vez leí un poema que era muy inteligente y que decía algo así que el dinero puede comprar una cama, pero no el sueño para dormir. El dinero puede comprar el tiempo, a su vez, para disfrutar pero no las ganas de disfrutarlo. También el dinero puede comprar la voluntad de muchas personas, pero no puede comprar los sentimientos de nadie.

Para qué tener tanto dinero

Para qué tener tanto dinero

Entonces ¿para qué queremos tanto dinero si existe la posibilidad de tener prosperidad personal, que es el sentimiento de que las cosas van bien por dentro y que tenemos todo lo que en verdad necesitamos, aunque sea poco o menos que otros?

Sin dudarlo yo me quedo antes con la prosperidad personal, en caso de que tuviera que elegir, que con tener mucho dinero. Por supuesto la combinación de ambas es una combinación espectacular, porque la prosperidad atrae dinero, es decir nuestra prosperidad personal puede atraer más aún la prosperidad.

De modo que si ya hemos dicho que tenemos algo de prosperidad personal, y algo de dinero tan sólo nos falta disfrutar de la vida un poco más, siendo menos preocupados de acumular más y más bienes materiales o monetarios. Porque que hay cosas que el dinero no puede comprar la felicidad es muy cierto, y no hay que tomarlo a broma. Es tan real como la vida misma y no hace falta ser millonario para darse cuenta y bajarse de la bicicleta a la que uno se había subido.

Basta con que ansíes algo mucho, una cosa que tengas en muy alta estima y que por fin la consigas para darte cuenta, de que al final pasados unos días tu felicidad vuelve a la normalidad estableciéndose donde estaba antes. Porque si eres honesto contigo mismo tú quieres atraer dinero para ser feliz, no para tener más dinero porque si el dinero no creyeras que te iba a dar la felicidad no lo querrías, del mismo modo que no quieres tener ninguna enfermedad.

No cometas locuras

No cometas locuras

Así, intentar tener más dinero y el ansia de conseguir más y más puede equipararse, incluso, en algunos tipos de enfermedades, además muy extendida por cierto.

Gente que hace auténticas locuras por conseguir más cuando la felicidad está en sentirse bien aquí y ahora, y en llevar una vida ordenada y arreglada. No hay otra felicidad aparte de que luego tendremos épocas mejores y épocas peores en las que es de nada nos valdrá todo lo que tengamos porque sencillamente no nos sacará de nuestros problemas.

Por eso pongo el énfasis más en no acumular dinero, que también hay que buscar un poco, sino en buscar la felicidad en todo aquello que hacemos, poniendo la atención y nuestros sentidos en la calle en aquellos que tenemos delante y tratando de hacer al prójimo el máximo bien, ya que el servicio crea mucho significado en la vida y nos hace pensar que vivimos pilas con un gran sentido.

Difícilmente me creerá alguien si no lo prueba antes, de modo que os animo a que pongáis en práctica esto que digo, si os interesa. Y así podéis comentar en el blog qué os ha parecido lo que os ha dicho. Porque no es lo mismo que te cuenten algo a que lo hagas tú, y si lo haces tú con tu experiencia luego podrás enseñar a otros, lo cual también entra dentro del plan y también es muy gratificante.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.