Aprender a pensar: conoce cómo lograrlo

Aprender a pensar es algo que todos deberíamos hacer. Todos tenemos un raciocinio, o un sistema cognitivo a partir del cual parten nuestros pensamientos. Pensamientos que si hablamos en sentido simbólico irrumpen a veces de forma incluso brusca en nuestras vidas.

Todos tenemos un PH, una flora de pensamientos que alberga nuestra mente, nuestro intelecto, y el cual debemos cuidar como si fuera oro. Y no pienso que esté exagerando cuando digo esto.

De hecho si no cuidamos nuestra higiene mental imaginad cómo sería si tuviéramos nuestra cabeza perturbada en todo momento. Es muy difícil de todos modos que exista la perturbación absoluta, del mismo modo que es muy improbable que exista una forma de mantener una salud mental al 100%: siempre y en todo momento.

Porque los acontecimientos de cada día nos traen cosas que son normales y fáciles de digerir, sean buenas o malas, pero también pueden traer extremos como traumas en el lado más negativo o alegrías muy grandes en el lado más positivo de estos extremos.

Cómo aprender a pensar

Cómo aprender a pensar

Por eso mucho de vosotros que acudís aquí habitualmente a obtener consejos para vivir mejor, puede que no seáis del todo conscientes de lo importante que es controlar nuestra mente.

Y cuando me refiero a controlar nuestra mente no me refiero a otra cosa que dominar la mente a través del control de pensamiento. No es tan raro. No es tan raro como suena, aunque parece algo de la Nueva Era o que sea partícipe de una idea de magia.

Simplemente hablo de que si tengo un pensamiento que me perturba tengo que saber manipularlo con mi propia mente para transformarlo en algo digerible, pero que sin embargo no deja de ser real.

Es decir, cambiar nuestros pensamientos no significa que faltemos a la verdad. Sí significa, eso sí, que no nos preocupemos en exceso siguiendo la frase de Epíteto que sin duda forma parte del ideario de lo que conocemos en la actualidad por psicología cognitiva.

Aplicar la psicología cognitiva para aprender a pensar

Aplicar la psicología cognitiva para aprender a pensar

En la psicología cognitiva se parte en gran parte de este autor griego, Epíteto, que sabiamente y lo podemos comprobar todos dijo que «no son los acontecimientos externos los que nos perturban, sino las interpretaciones que hacemos de ellos».

Y es así como es, porque si de algo pequeño hago una tragedia muy grande sin duda me sentiré mal, y el acontecimientos es el mismo no importa como lo interprete. Por eso no se trata de autoengañarnos, ni de seguir el concepto tan seguido por la psicología actual como es el pensamiento positivo.

Vayamos a la raíz del asunto: si mañana me entra un cáncer, ¿dónde está el pensamiento positivo ahí? Desde mi punto de vista este tipo de actitud flaquea mucho cuando algo de veras malo nos pasa, porque no podemos sacar algo bueno de cualquier cosa.

No en términos absolutos y no sin su contrario que es la parte negativa de lo que nos atañe, que a veces es grande y que incluso supera a la parte buena. Por eso lo mejor es cultivar nuestro intelecto y mantener las raíces sanas de nuestro pensamiento, a través de un pensamiento lógico y adecuado, realista y lo más científico posible.

Cómo usar las emociones para aprender a pensar

Cómo usar las emociones para aprender a pensar

Sin llegar eso sí, a ser tan escépticos que seamos incluso incapaces de amar. Puesto que el amor es la materia prima con la que se construye la vida.

Como vemos a la hora de pensar tenemos un plano afectivo y otro plano racional, y los dos han de estar encadenados el uno al otro para que no nos vayamos por ningún extremo.

Por ejemplo, si soy en extremo racional tenderé a faltar al lado afectivo, mientras que si soy en exceso afectivo muchas veces pecaré de ser en exceso irracional. Por eso debemos dejar que nuestro león descanse junto a nuestro cordero.

Porque eso significa que nuestra parte afectiva e inquieta de niño, descansará junto con la parte más racional que tenemos, qué es la parte de nosotros que es capaz de echar de sangre fría a cada asunto.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.