Actitud mental positiva: Formas de lograrlo durante el día

Tener una actitud positiva es algo que queremos muchos, pero no todos podemos llegar a ellos. Pero no podemos llegar a ello no por falta de cualidades personales o de aptitud, sino por nuestra forma de ver las cosas.

Por nuestra cosmovisión, es decir, por la forma en la que encaramos y afrontamos la vida, con su subsecuente realidad. En otras palabras, como no cambiemos la perspectiva, nunca nos daremos cuenta de cómo podemos tener una actitud mental positiva.

La gente dice a menudo, tienes que cambiar de chip, tienes que cambiar tu mentalidad para ser más feliz, y no sufrir tanto. O tienes que sufrir menos depresiones porque así nunca vas a ser feliz o hacer nada. Te van a echar del trabajo como sigas teniendo problemas de tristeza o de depresión excesiva. Y muchas otras cosas más.

Cómo lograr una actitud mental positiva

Cómo lograr una actitud mental positiva

Pero para tener una actitud mental positiva, no te hace falta ir a ningún médico, ni a ningún psicólogo ni a ningún psiquiatra ni a ningún coach. En realidad, es cierto a medias lo que he dicho porque por otra parte sí que necesitamos a veces ayuda de profesionales, que para algo están.

Pero sin embargo, opino también otra cosa, opino que si eres capaz de controlar tus pensamientos de una vez, de una única vez aprenderás a cómo controlar el contenido de tu conciencia, y no habrá duda de que esa será la actitud que buscas.

Y para ello no hace falta ser guapo, ni alto, ni rubio, ni tener el mejor trabajo o ni siquiera tener un trabajo. Es cierto que las circunstancias externas nos alteran, y nos pueden afectar por lo menos hasta cierto punto, pero en ningún caso debemos relacionar que lo que nos va fuera mal es lo que hace que nos vaya por dentro mal.

Son términos diferentes, como diferente es si llueve en la calle y en el coche estamos mojados o no. ¿Acaso has probado a subir la ventanilla para que no entre lluvia? Por eso te mojas y entra la lluvia.

Que nada afecte tu actitud mental positiva

Que nada afecte tu actitud mental positiva

Es una cosa curiosa pero es así, lo que pasa afuera, el chaparrón que hay fuera puede afectar o no afectarnos. Eso dependerá de nosotros y no de nadie más. Por lo tanto es importante adueñarnos del contenido de nuestra conciencia.

Para saber que depende cómo lo tengamos así serán nuestros pensamientos y como sean nuestros pensamientos será nuestra actitud, nuestro carácter, y nuestro destino mejor o peor.

Por lo tanto ¿qué quiero decir en grandes rasgos? Que tú eres quien controla su vida, pues eres el dueño de tu vida al menos de tu vida emocional. Y esa actitud mental que siempre has buscado la tienes en tu interior, pero no sencillamente pensando que la felicidad está dentro de ti y que ya la tienes.

No. La felicidad hay que aprender a sacarla de dentro de ti porque si la tienes es cierto, pero también es cierto que es como un sacacorchos, que necesitas un mecanismo para sacarla y que no quede en una botella cerrada para siempre.

Cambiar de actitud

Cambiar de actitud

Por lo tanto con eso me quedo, por un lado, para cómo empezar a cambiar de actitud. ASí que ya te he dicho lo más importante, que no es los problemas que tienes lo que te hace infeliz o menos feliz, es la actitud mental con la que los sobrevienes.

Por lo tanto lo primero que tienes que pensar es que hay algunas ideas que están equivocadas, posiblemente, en tu interior. Estas ideas pueden ser en relación con la vida misma, contigo mismo, o con las personas que te rodean o del mundo en general.

Por ejemplo, asociar tu valía personal al mero hecho de que las cosas vayan mejor o peor en la vida, es decir, es una cosa equivocada. Por lo tanto tienes que empezar a pensar diferente, a disociar esa idea equivocada de que que seas más o menos bueno como persona depende de eso.

Por un lado es cierto, persona es un término cultural, y puedes ser mejor o peor persona, eso es cierto. Pero como humano tu valor es inmutable y puro. Nadie te pueden herir sin que haga algo malo porque la vida es sagrada y todas las vidas son lo mismo.

Valor como humano

Valor como humano

Por eso el término humano es bueno igualmente, porque merece la pena que te cuiden y que seas bueno, pero es verdad que a nivel de persona puedes ser mejor o peor, y porque estás leyendo esto será para ser mejor persona en el amplio sentido de la palabra.

Pero para ser buena persona hay que saber que no hace falta seas perfecto en todo, la mejor persona del mundo no es ni de lejos perfecta, la mejor persona del mundo es feliz a secas.

Otra cosa es que te tienen que dejar de afectar las cosas que digan los demás de ti, o lo que la gente diga porque el mundo nunca se hizo para humanos, es decir, si bien este mundo es nuestro planeta, en el que habitamos, en el fondo pasan cosas molestas y horribles a veces.

Por ello mejor no centrarse en lo que pasa fuera, sino crear nuestra propia actitud mental positiva que logremos que nos haga feliz, y que a la vez sea duradera. Ésto es un proceso de ensayo y error y que tenemos que ir abriendo poco a poco porque no podemos amedrentarnos a la primera que hay una recaída.

Recaídas

Recaídas

Porque en la felicidad las recaídas son tan normales como la misma felicidad para alguien que es muy feliz. Y otra cosa es lo que he dicho, que nunca el mundo te va a tratar a ti, nunca va a ser un lugar agradable donde Heidi venga y donde Marco encuentre a sus padres.

No. Al contrario, el mundo va a ser a menudo hostil y a veces disfrazado de bondad pero siendo mentira, por lo tanto mejor que te arregles las pantuflas y te remanges y te pongas a trabajar duro a pescar peces.

Pero siempre sin dejar una actitud mental positiva que te viene bien y que debes tener. No es lo que pasa en tu vida ni a tu alrededor lo que te molesta, sino lo que tú mismo intérpretes de las cosas que pasan.

Si un pájaro deja su excremento encima mía, y yo digo que en mi cultura eso es que voy a ser rico estaré muy contento. Pero si en otra cultura digo que eso es tener mala suerte, estaré muy triste.

Por lo tanto no es lo que pasa afuera lo que nos molesta, sino las interpretaciones que hacemos de ello. Quédate con eso y empieza a trabajarlo hasta que seas tú mismo quién empiece a conocer esa verdad.

Opinar

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.